La solidaridad de Puerto Real da un paso más a la hora de afrontar la crisis del COVID-19. Y es que son muchas las necesidades que están sufriendo las familias de nuestra localidad, que encuentran en iniciativas populares -como en el Río San Pedro– muchas de las soluciones junto con las que ofrecen los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

De hecho, una colaboración entre uno de los restaurantes de la localidad, Amura, que dirige Miguel Muñoz, con la coordinación del Consistorio y la colaboración de la Policía Local, permitirá que 60 menores puedan estar atendidos durante la el almuerzo y la cena durante al menos los próximos diez días. 60 menús infantiles que vienen a paliar la necesidad de buscar una solución a estos escolares que, debido a un problema burocrático, quedaron fuera de la subvención del cien por cien que la Junta de Andalucía hace para los comedores escolares de la localidad.

Una idea, comenta Miguel Muñoz, que comenzó a gestarse “antes de Semana Santa”. Además, a la situación las dificultades que comenzaba a tener Cáritas para atender a toda la población en mitad de una crisis de tal calado como este. “No sabía que había tanta gente con necesidad”, reconoce Muñoz, que se puso en contacto con el Director y Actor, Bruto Pomeroy, y con el Ayuntamiento de Puerto Real para comenzar a coordinar un trabajo que partirá desde su restaurante, en la Calle de La Palma, junto a la Plaza de la Iglesia.

PUBLICIDAD

Los menús, además de primer y segundo plato en el almuerzo, contarán también con una cena de platos elaborados, para que los escolares tengan cubiertas sus necesidades durante todo el día, en una iniciativa que aumenta la cobertura de la subvención de la Junta de Andalucía, que solo cubre el almuerzo de los mismos.

Los escolares disfrutarán de diversos platos de la calidad del restaurante Amura para sus almuerzos y cenas.

Los escolares disfrutarán de diversos platos de la calidad del restaurante Amura para sus almuerzos y cenas.

Coordinación por parte del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Puerto Real, a través de varias áreas del mismo, también es otra de las patas fundamentales a la hora de coordinar toda esta iniciativa, buscando las necesidades más urgentes a la hora de canalizar esta iniciativa que ha contado, además con la labor de Miguel Muñoz, con la colaboración del Banco de Alimentos, la Policía Local al completo, empresarios y personas a título particular. Y es que, Mercadona y Supersol, dos de las grandes firmas de comestibles instaladas en la localidad, suministrarán sus excedentes diarios al Banco de Alimentos, el cual será el encargado de llevar al restaurante Amura lo necesario para la elaboración de estos menús.

“Mientras nos solucionaban el tema de la subvención de la Junta de Andalucía, hemos dado cobertura a estos escolares”, señalaban desde Servicios Sociales del Consistorio. Además, no quedará ahí, ya que todo lo que no se utilice irá para Cáritas, por lo que la ayuda servirá también para paliar las dificultades de la organización durante esta crisis. “Nosotros solo estamos coordinando”, insisten desde el Consistorio. Posteriormente, los menús serán repartidos a los distintos escolares incluidos en el programa, que disfrutarán de las recetas y platos variados de este empresario puertorrealeño.

Miguel Muñoz recepcionando el material donado.

Miguel Muñoz recepcionando el material donado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD