Desde Alerta Púrpura, Asociación Feminista de Puerto Real, han querido manifestar y denunciar ante la ciudadanía los hechos acontecidos durante la Feria de Primavera.

“Como en años anteriores, este 2019 también hemos querido organizar un “punto violeta” contra las violencias de género, donde disponemos de un protocolo de atención y acompañamiento a posibles mujeres víctimas de agresiones machistas. A su vez, también contamos con “las brigadas feministas”, que son compañeras voluntarias, encargadas de recorrer el recinto ferial atentas ante cualquier situación de acoso, abuso o agresión. Este año con mayor visibilidad y participación contando con alrededor de un centenar de voluntarias y el área de la mujer de nuestro ayuntamiento”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Tanto las compañeras del punto violeta como las brigadas feministas están para atender, asesorar, o acompañar a mujeres que hayan sido víctimas de cualquiera de las violencias anteriormente mencionadas y ponerlas en conocimiento de la policía nacional si la situación así lo requiriese, dado que es este cuerpo el que supuestamente está especializado en este tipo de violencias y debía coordinarse con la policía local, y con nuestra asociación, y para ello mantuvimos los contactos necesarios con ambas partes, es decir, ayuntamiento y policía local, y así llevar a cabo de manera eficiente nuestro cometido, que toda mujer pueda disfrutar libremente de nuestras fiestas. Para ello, el primer día de feria informamos tanto a los diferentes cuerpos policiales como a protección civil del protocolo a seguir, además de dejarles un cartel del punto violeta elaborado para dicha circunstancia”, añaden.

Desde Alerta Púrpura, apuntan que “la madrugada del sábado día 8 de junio sobre la 01:15 horas, un grupo de jóvenes se acercó al punto violeta para avisar de una supuesta agresión. La descripción que dieron fue que un grupo de cuatro hombres estaban tomando selfies y metiendo mano por debajo de la ropa a una mujer que se encontraba aparentemente en estado de embriaguez y parece ser que también manipulando las bebidas que llevaban”.

“Una de nuestras compañeras acudió, como índica nuestro protocolo a la policía nacional en primer lugar, la cual derivó a la misma a la policía local. Pero no obtuvo respuesta de ninguno de los agentes después de insistir y mostrar su preocupación para que la escucharan, ya que habían recibido un aviso de una pelea, dando total prioridad a esta y abandonando a su suerte a la potencial agredida. Ante la indiferencia de estos y al sentirse completamente ignorada y desprotegida, la compañera decidió intervenir por cuenta propia; acudió al lugar donde se había visto la supuesta agresión, arriesgando así su integridad y la del pequeño grupo de jóvenes que dieron el aviso y que se dispusieron a acompañarla, ya que se llevaban a la mujer descalza y arrastras en lo que parecía además algo contra su voluntad. Pese a que intentaron pararlos, consiguieron escabullirse y llevársela lejos de las inmediaciones del recinto ferial donde se perdió la pista completamente, mientras tanto una de las jóvenes hablaba por teléfono de nuevo con la policía sin obtener otra respuesta que la espera. Y a su vez sacando fotos como buenamente pudieron por si hubiera manera de identificar a los posibles agresores”.

“Algunas de las personas del grupo (jóvenes de entre 16 y 17 años) se quedaron buscando por los alrededores mientras el resto volvió al puesto policial, donde por fin, y casi una hora después consiguieron que una de las policías nacionales mandara a dos compañeros de paisano portando las fotografías hechas, al lugar donde presuntos agresores y víctima se habían visto por última vez”.

“Ante lo anteriormente expuesto, desde Alerta Púrpura queremos dejar constancia de la falta de profesionalidad y apoyo por parte de ambos cuerpos policiales a las voluntarias para evitar un posible caso de violación en manada. Además de la absoluta desinformación posterior, en la que a día de hoy seguimos sin saber si se localizó a la supuesta víctima y a los presuntos agresores”, finalizan.

“¡¡¡NO ES NO!!!

¡¡¡LAS FIESTAS TAMBIÉN SON NUESTRAS!!!

¡¡¡POR UNA FERIA LIBRE DE AGRESIONES MACHISTAS!!!

¡¡¡HERMANA, NOSOTRAS SOMOS TU MANADA!!!”

FUENTE: Alerta Púrpura

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD