José Antonio Feria nos escribe un artículo para nuestra sección de “Tu Opinión”. Si queréis hacer como él, podéis escribirnos, con vuestros datos, a redaccion@puertorealhoy.es.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Si la sanidad local se está deteriorando con el justificante cuando preguntas si es del COVID-19, aquí cada uno pone sus reglas. Miren, no son las mismas en un centro de salud que otro y ejemplos hay.

Por ejemplo, en las peticiones de consulta para el médico de familia. Antes, cuando solicitabas una cita por internet, el programa te daba fecha con dos días más o menos, ahora y no se porqué razón la fecha que te da son de hasta 12 o mas días, y solo por ejemplo para pedir renovación de medicamentos y para otra cosa casi igual, decir que ahora te renuevan los medicamentos sin avisarte y te las tiene que ingeniar para saberlo porque llamar no te llaman. Lo malo es que algunos te dicen “tu insiste por teléfono que te lo cogen pero digo yo, ¿cuánto tiempo?. Una media hora, una hora, pero es que además cuando te lo cogen consigues una fecha anterior a la que tu cogiste por internet. ¿Hay alguna explicación para esto?.

De otra, si un ciudadano se acerca al centro de salud para una urgencia, dado que tiene una parálisis facial y no sabe de qué es, de principio te encuentras que no hay gel en la entrada y después de esperar un rato debes elevar la voz para que hagan caso y te atiendan, comprobando que los facultativos estaban viendo cuatro, pero una vez que se mueven estos te dicen que guardes las distancia pero pregunto ¿cómo voy a guardar las distancias si la patología es para que la miren de cerca, en su caso ni te miran ni te auscultan y solo a ojo de buen cubero te dan antibióticos y la paciente sigue con la cara desfigurada sin saber qué es lo que tiene y espera al lunes para “ver a su médico de cabecera” o “obligando” a acudir a la privada, que te puedes encontrar al mismo médico del centro de salud.

El otro día se puso enfermo un vecino y llamó a su entidad privada (que esta al lado de su casa) a la que esta apuntado, indicando que tenía problemas de barriga (diarreas). La respuesta de dichos profesionales es que no podían ir a su casa por el tema del COVID-19, contradicción cuando días anteriores sí vinieron a la misma vivienda.

Otro caso. Días pasados un familiar estuvo en el Clínico por urgencia y entró una ciudadana con signos evidentes de parto, la solución del “empleado” fue dejar a esa paciente en un sitio apartado sin que nada hiciera por ayudar, este familiar le tuvo que indicar a dicho “empleado” cuál era su función, que era ayudar y llevar a su sitio correspondiente y seguro a dicha persona que estaba a punto de dar a luz.

Todos estos detalles y otros más que saldrán de cada historia personal de cada ciudadano dan a las claras de varias cosas. De una que nuestros políticos nos están llevándonos a una sanidad privada con el beneplácito de nosotros. De una a tenernos en una cola a esperar para coger cita, de otra desviándonos a hospitales privado como única solución. Ajo y agua. Esto viene a constatar que “algunos/as profesionales” están cómodos con esta situación y solo protestan de cara a los medios de comunicación cuando la realidad es otra, además te encuentras con funciones que deben realizar los “profesionales sanitarios” y lo realizan otros como vigilantes de seguridad que se convierten en celadores o administrativos que se convierten en médicos o enfermeros con preguntas que solo se deben dar a los facultativos.

Se que este virus a modificado muchos comportamientos, pero no es excusa para cambiar la atención a los usuarios. ¿Qué pasara cuando todo esto termine? ¿se volverá a lo anterior? Que si bien era deficiente se podía soportar, o se seguirá justificando con otro post COVID-19 para mantener la mala atención sanitaria en los centros de salud.

Se que algunos pondrán el grito en cielo porque me meto con “los héroes” pero todos somos héroes cada uno dentro de su responsabilidad. Yo como usuario haciendo caso de las recomendaciones sanitarias que bastante cuesta y los “profesionales” haciendo su trabajo ayudar a los pacientes.

Después de tantas muertes no justifiquemos todo al COVID-19 para justificar comportamientos que ya existían antes del COVID-19 y que con esto se han agrandado porque los ciudadanos asumimos todo, lo tragamos todo, y no ponemos sobre el papel (hoja de reclamaciones) las tropelías que algunos políticos y profesionales estan haciendo.

No todo vale con el COVID-19.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD