22.4 C
Puerto Real
miércoles, 12 junio, 2024
spot_img

¿Seguirá Estados Unidos la estela de Europa en la bajada de tipos de interés?

La inflación continúa siendo uno de los principales quebraderos de la economía española. A principios de 2021, el IPC comenzó una escalada que trajo una de las mayores subidas de precios que se recuerdan a nivel estatal, batiendo récords de hace 30 años. De hecho, pese a que ahora la situación ha parecido moderarse, la realidad es que los números indican que aún no están en valores similares a los previos al inicio de esta crisis.

No es una situación que se haya limitado a España, sino que se ha convertido en una constante en Europa e, incluso, en el resto del mundo. Tanto el Banco Central Europeo como la Reserva Federal de Estados Unidos, máximas instituciones monetarias de Europa y del país americano, tomaron la determinación en 2022 de subir los tipos de interés con el fin de controlar esa inflación desbocada.

El pasado día 6 de junio, el BCE anunció una rebaja de estos tipos, concretamente del 0.25%. Ahora, falta por ver qué pasará el próximo día 12 en la reunión de la FOMC (Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal), cuyos doce miembros determinan la política monetaria de los Estados Unidos. Muchos se preguntan si el país americano seguirá los pasos de Europa u optará por esperar más tiempo para relajar el precio del dinero.

¿Cuáles fueron los motivos de la inflación?

PUBLICIDAD

Existen diferentes razones para explicar la subida de precios que se ha vivido en los últimos años, pero casi todas ellas llevan al mismo lugar: la pandemia del COVID 19. En esa época, sobre todo en los momentos que hubo confinamientos, la cadena de suministro se alteró, ya que muchas empresas estuvieron cerradas y la oferta se vio muy afectada. A eso hay que sumar que los estados llevaron a cabo políticas económicas expansionistas, lo que hizo que los ciudadanos no perdiesen, e incluso ganasen, poder adquisitivo, aumentando la demanda y generando mayor crecimiento de la inflación.

Por si una pandemia hubiese sido poco, llegó la invasión de Rusia a Ucrania. Este conflicto bélico puso en riesgo el suministro de gas y petróleo, por parte rusa, a Europa, lo que hizo aumentar el coste de estos elementos de consumo básico. Esa situación se tradujo en una gran subida de la factura de la luz y de los combustibles, que llegaron a máximos históricos.

A eso hay que sumar que la subida del precio del combustible limitó mucho al sector del transporte, y con él a la oferta; y que la agricultura se ha vio golpeada por fenómenos meteorológicos adversos, que condicionaron mucho el suministro de algunos alimentos.

¿Cuánto se subieron los tipos de interés y cuál era el objetivo?

Desde el verano de 2022 hasta septiembre de 2023 el BCE subió sus tipos de interés de un 0% a un 4,5%. Algo parecido hizo la Reserva Federal de Estados Unidos, pasando del 0% de marzo de 2022 al 5,25% de julio de 2023. La receta fue clara, pero, ¿qué efectos se buscaba con ella?

Todo estaba enfocado a un intento de enfriar la economía de las familias. Una subida del precio del dinero provoca que el coste de devolución de los préstamos aumente considerablemente. Esto provoca que las personas que ya cuentan con uno o varios créditos activos se vean en la obligación de destinar su dinero al pago de los intereses; mientras que los que no cuentan con ninguno se abstienen de pedirlo por miedo al endeudamiento.

A esto podemos añadir que la subida de tipos contribuye a que se obtenga mayor rendimiento por los ahorros, con lo que se consigue que las familias decidan dejar su dinero parado en una entidad bancaria en lugar de invertirlo. Todas estas circunstancias acaban influyendo en una contracción de la demanda, que contribuye a limitar el crecimiento de los precios.

¿Se ha controlado ya la inflación?

Es la duda que se plantea todo el mundo, ya que una respuesta afirmativa a esta pregunta debería venir acompañada de una caída de los tipos de interés. A nivel oficial, los datos dicen que la inflación en la Eurozona fue del 2,6% en mayo, un valor similar al que presentaba antes de la pandemia, y la de Estados Unidos fue del 3,4% en abril, aun en niveles altos en comparación con épocas pretéritas.

Estos buenos registros a nivel europeo llevaron al BCE a anunciar una relajación de los tipos de interés el pasado día 6, pasando al 4,25%. Todo apunta a que se trata del primer recorte de los muchos que se esperan, ya que estos valores podrían tener una bajada de una rapidez similar a la de su subida.

Por su parte, la FOMC se va a reunir el día 12 de junio. En este caso, la cosa parece más complicada. Ya hace unas semanas se decidió mantener el precio del dinero en esos valores por encima del 5% y las últimas informaciones que salen desde la Reserva Federal no son nada halagüeñas. Según parece, los tipos de interés tendrían que aguantar en esos valores un poco más de tiempo.

Redacción
Redacciónhttps://puertorealhoy.es
La Redacción de Puerto Real Hoy te trae las noticias más importantes de nuestra localidad.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisement -
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Opinión

error: El contenido está protegido.