Elena  Arellano  y  Rafaela  Castillo,  concejalas  de  Juventud  y  Salud, respectivamente,  asistieron  el  pasado  viernes  29,  a la clausura de la Escuela  de  Verano  que,  promovida  por  el Ayuntamiento, lleva a cabo la empresa “Remolino” en el colegio Reggio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Rafaela  Castillo  tomó  la palabra dando la bienvenida a los familiares de los  pequeños  y  agradeció a los monitores el trabajo realizado durante la época estival. La  concejala alabó la buena participación en esta edición y explicó que el equipo de gobierno sigue apostando por facilitar la conciliación laboral de las  familias  en  las  épocas  en  las  que  los  niños  de 3 a 12 años se encuentran de vacaciones.

Algunos  de los pequeños están en riesgo de exclusión social, por lo que la concejala hizo hincapié en el reconocimiento del equipo de gobierno al área de Servicios Sociales y al de educación por su trabajo en esta actividad.

En  la Escuela de Verano, las niñas y los niños, con la ayuda permanente de los  monitores, se divierten con actividades lúdicas a la vez que continúan aprendiendo.  “El  entretenimiento es tan importante para la educación como la propia enseñanza académica”, dijo Rafaela Castillo. David  Barrera, responsable de la escuela, por su parte quiso agradecer  al Ayuntamiento por su colaboración y al Colegio Reggio por las instalaciones.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD