Fechas cruciales para Navantia Puerto Real. Este jueves se hará el acto de entrega del “Monte Urquiola”, tercer petrolero Suezmax, a la compañía Ibaizábal para su posterior entrega a CEPSA, aunque las miras de los trabajadores de la factoría ya están en el futuro.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La entrega del próximo petrolero, el último de esta serie, se efectuará en primavera, y en el aire están varios contratos o promesas que, tras las presentación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, parece que no llegan.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tras la presentación en el Congreso de los Diputados de los PGE 2019, el nerviosismo creció entre los trabajadores de Navantia Puerto Real al no ver partida presupuestaria para los buques TLET y BAM IS, que era lo prometido por parte de la presidenta de Navantia, Susana Sarriá, en su comparecencia hace prácticamente un mes.

Algo que ha podido ir a más tras un documento al que ha tenido acceso este periódico, y es que desde la propia Navantia se estipula que el inicio del TLET y el BAM IS no se produzca hasta 2020 y 2021.

PUBLICIDAD

Plazo hasta Enero

Por si fuera poco, los contactos con el astillero de Chantiers de L’Atlantique parece que tienen fecha de caducidad a final de mes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Es el plazo que se podrían haber dado en Navantia tras varios viajes de miembros del Astillero de Puerto Real hasta Francia, tras el interés mostrado por el astillero galo en la producción de la “obra viva” de uno de los siete cruceros que tiene que realizar para la compañía Royal Caribbean.

Cambio en la dirección

Pero esta no será la única nueva que tendrá que afrontar Navantia Puerto Real en los próximas horas o días. Según han podido confirmar fuentes de la compañía, Pablo López, Director en Navantia en la Bahía de Cádiz, podría estar viviendo sus últimas horas en dicho puesto, aunque desde la empresa pública no se hayan pronunciado aún al respecto.

Dicha noticia es un secreto a voces, así como su relevo, que podría llegar desde Madrid en las próximas fechas y al que sitúan más en la órbita del astillero de Navantia San Fernando, cuyo Comité de Empresa había criticado reiteradamente y pedido la dimisión del propio López.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD