La Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y Nuestra Señora de la Amargura, celebró la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, con una solemne celebración eucarística que tuvo lugar en la Parroquia San Benito Abad y que presidió el párroco y director espiritual Juan Antonio Martín Barrera de la orden de predicadores.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Se da la circunstancia que el cuartel de la Guardia Civil, se encuentra dentro de la feligresía de San Benito y que la Hermandad de la Vera-Cruz, desde su reorganización siempre se ha identificado con este cuerpo de la benemérita y el popular barrio de la Jarcia.

Al final de la santa misa, se le tributó un sencillo homenaje al hermano de esta Cofradía, José Antonio Delgado López, sargento primero de la Guardia Civil, por su labor humanitaria en el ejercicio de su trabajo, en el Servicio Marítimo, de dicho cuerpo, arriesgando su vida para atender con cariño y solidaridad a los inmigrantes que cruzan el Estrecho de Gibraltar, en busca de una vida mejor, poniendo de manifiesto los valores de solidaridad y servicio a los demás que deben prevalecer en los hermanos de esta Hermandad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Delgado López, pertenece a la nómina de esta Hermandad desde los 10 años, con esta edad, salió por primera vez vistiendo el hábito de esta corporación cofrade desde la antigua capilla del Carmen, conocida por el gallinero, hoy Capilla del Rocío.

Durante 20 años, ha formado parte de la cuadrilla de hermanos costaleros, cargando sobre sus hombros al Santísimo Cristo de la Vera-Cruz. Actualmente aunque no es cargador, es un colaborador constante y comprometido  de dicha cuadrilla. En la actualidad es portador del Senatus en el cortejo procesional del Miércoles Santo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El Hermano Mayor, Francisco Alcedo Rubio, le entregó la medalla de la Cofradía y un pergamino como recuerdo de este entrañable acto.

FUENTE: Hermandad de la Vera-Cruz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD