La gran exposición del Tricentenario abre sus puertas en el Palacio Provincial


El Palacio Provincial se ha transformado para acoger la exposición ‘Cuando el mundo giró en torno a Cádiz. Trescientos años de la Casa de la Contratación’. El mismo edificio que hace trescientos años se convirtiera en aduana por la que pasaban las mercancías que traían a bordo los galeones de los comerciantes de Indias sirve como escenario para un viaje al pasado más glorioso de Cádiz.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, ha dado por inaugurada la exposición, que ha calificado como “un reencuentro con nuestra historia”. García ha estado acompañada en el acto previo, celebrado en el Salón Regio de la Diputación, por el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios; el presidente de la Fundación Cajasol –patrocinadora de la exposición-, Antonio Pulido; el comisario de la muestra, Cándido Martínez; y el diputado provincial Fran González como conductor del acto.

La presidenta se ha referido al Tricentenario  como “una oportunidad para construir un futuro mejor”, que pasa por “mirarse hacia dentro para volver luego la vista al exterior, tal como hicieron los gaditanos y gaditanas de hace 300 años, orgullosos de ser los que somos y lo que fuimos”.

Irene García ha destacado que el Tricentenario, “sin estar marcado por grandes hitos”, debe pasar a la historia como “una conmemoración que los gaditanos hicieron suya. Porque eso es lo que queremos, que la ciudadanía sea la auténtica protagonista de esta exposición, de este Tricentenario en el que hay tantas entidades y personas trabajando de la mano”.

En ese sentido, la presidenta ha recordado que la muestra lleva aparejado un amplio programa de actividades que buscan la implicación de la ciudadanía, con visitas didácticas para escolares y público en general, rutas teatralizadas por la ciudad, talleres de divulgación científica, mesas redondas, ciclos de música y cine, etc.

García ha añadido que “el gran hito que debe trascender a este acontecimiento es contribuir a constituir una sociedad mejor, fundamentalmente de la mano de un rearme moral de la colectividad y del aprovechamiento de nuestras potencialidades y su materialización en la creación de empleo y de oportunidades de desarrollo socioeconómico”.

En su intervención, Manuel Jiménez Barrios, ha hecho hincapié en que toda la historia que se recoge en la muestra y que traslada tres siglos atrás “debe servirnos para resituarnos ante los grandes retos que tenemos por delante, teniendo claro qué es lo que podemos hacer”. El presidente se ha congratulado por la oportunidad que se ofrece para “decir que en Cádiz tenemos cosas muy buenas” y ha reiterado su deseo de que el peso de la historia no sea más que la palanca para el presente y para el futuro”.

Por su parte, el comisario Cándido Martínez, ha explicado el contenido de la muestra y cuál ha sido su proceso creativo, siempre con la idea de que sea el punto de partida para redescubrir la ciudad de Cádiz.

Desde este 12 de mayo y hasta el 10 de septiembre los visitantes podrán redescubrir, a través de la muestra, el proceso que convirtió a Cádiz y su bahía en un territorio próspero y cosmopolita. La visita a la exposición comienza con una introducción en la que se desvelan algunas de las circunstancias que promovieron el traslado de la Casa de la Contratación y el Consulado de Cargadores de Sevilla a Cádiz, convirtiéndola en uno de los centros mundiales del comercio y la cultura.

Precisamente esa mirada a la cultura del siglo XVIII centra la segunda parte del recorrido. A través de múltiples objetos, planos, obras de arte y textos explicativos, el espectador se adentra en la realidad cotidiana de una ciudad que hervía de actividades culturales, tertulias e intercambio de ideas. El peso de la burguesía comercial y la nutrida comunidad foránea y extranjera dejaron su huella en Cádiz, como se puede comprobar en la exposición.

Se presta también una especial atención al desarrollo de una potente industria naval en la Bahía de Cádiz, con un muestrario de piezas -muchas ya en desuso- y reproducciones de gran valor, los visitantes se harán una idea de la importancia de este sector que aún hoy día es clave para la economía local.

El alto nivel económico de la ciudad mientras acogió a la Flota de Indias también tiene presencia en una parte de la exposición en la que se refleja ese esplendor del Cádiz que asumió el monopolio comercial con América.

Por último, la ciencia, con Cádiz como base de grandes exploraciones y expediciones científicas, así como sede de instituciones de enorme relevancia, como la Academia de Guardiamarinas, el Observatorio Astronómico y el Real Colegio de Cirugía, tiene también un espacio de excepción en el Claustro de la Diputación.

Son numerosas las instituciones públicas y privadas que han cedido piezas de incalculable valor para hacer posible esta muestra. Entre ellas cabe destacar a la Fundación Federico Joly, la Hermandad de la Santa Caridad, el IES Columela, la Fundación Osborne, el Museo del Dique de Navantia, el Archivo General de Simancas, el Archivo General de Indias, el Ministerio de Defensa a través del Museo Naval de San Fernando, el Instituto Hidrográfico de la Marina y el Real Observatorio de la Armada, así como el Museo de Cádiz y el Museo de las Cortes de Cádiz y las colecciones privadas de Román Paredes y Fernando Rodríguez. Se trata de una muestra de la colaboración público-privada que desde la Diputación se ha impulsado para la gestión de la efeméride a todos los niveles.

De estas instituciones han llegado piezas tan relevantes como el retrato del Marqués de la Sacedilla, los planos del proyecto para la edificación del Palacio de la Aduana o el documento original con la orden del traslado de la Casa de la Contratación de Sevilla a Cádiz. Todo esto se conjuga con un cuidado montaje en el que el juego de luces y los colores de techos y paredes juegan un papel clave. Del mismo modo, se introducen novedosos soportes artísticos, varios audiovisuales y una simulación 3D del frente marítimo portuario de la ciudad y del castillo de la villa.

Tras una primera visita a la exposición, en la que el comisario de la misma ha dado las pertinentes explicaciones técnicas, los asistentes al acto inaugural han disfrutado de un concierto de oberturas de ópera a cargo del Proyecto Erytheia con el que también se da inicio al ciclo de música que se desarrollará durante los próximos meses en el Palacio Provincial.

FUENTE: Diputación de Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous El Registro de Animales de Compañía tuvo cerca de 30.000 inscripciones de mascotas en Cádiz durante 2016
Next El CN El Trocadero celebró una nueva jornada de puertas abiertas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.