El Teatro Principal acogerá un homenaje del Ateneo Literario de Puerto Real al poeta Julio Mariscal


El Teatro Principal acogerá el sábado 26 de noviembre un homenaje al poeta Julio Mariscal organizado por el Ateneo Literario de Puerto Real, con motivo del centenario de su nacimiento. El acto cuenta con la colaboración del Ayuntamiento.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las actividades previstas comenzarán a las 19.00 horas, con una conferencia a cargo de Pedro Sevilla, para dejar paso a continuación, en torno a las 19.45 horas, a la presentación de la obraAntología poética de Julio Mariscal, en el centenario de su nacimiento.

Tras esto, a las 20.15 horas, se realizará un recital de poemas del autor, maestro nacional y poeta, que nació en Arcos de la Frontera el 18 de noviembre de 1922 y falleció en Jerez de la Frontera el 29 de noviembre de 1977.

El cierre del acto, que estará amenizado por Rufino de Paterna, contará con la intervención de la alcaldesa, Elena Amaya, y del presidente del Ateneo Literario,Manuel Villalpando.

Además, en el vestíbulo del teatro se contará con una exposición de fotografías de Julio Mariscal.

Biografía de Julio Mariscal Torres

Según la información recogida en la página web de la Real Academia de la Historia, Julio Mariscal es el hijo menor del matrimonio formado por Aurelio Mariscal Sandoval, comerciante de tejidos, y Josefa Montes Iyázquez, Julio Mariscal quedó huérfano de padre con once años y estuvo muy vinculado emocionalmente a su madre. Se sintió atraído por la poesía ya en la adolescencia, edad desde la que vivió su homosexualidad con un sentimiento de culpa acrecentado por su religiosidad, su proclividad al desequilibrio nervioso y la represión social. De todo ello derivó un profundo sentimiento de diferencia y soledad.

Cursó Magisterio en la Escuela Normal de Cádiz (1945-49), donde conoció a los jóvenes que publicaban la revista El Parnaso (1948-50), luego convertida en Platero (1950-54). Esto le animó a fundar en su Arcos natal, con la ayuda de los hermanos Antonio y Carlos Murciano, el grupo y revista Alcaraván (1949-56). También codirigiría la revista madrileña Arquero de Poesía, luego titulada Arquero (1952-54, 1954-55), junto con Rafael Mir Jordano, Gloria Fuertes y Antonio Gala, además de publicar en otras revistas. Como maestro estuvo destinado en Cádiz (1950), El Bosque (1951-55), Espera (1955-56), Santa Bárbara de Casas (1956-57), Paterna de Rivera (1957-67, donde se acentuó su pasión por el flamenco y promovió un festival de peteneras) y Arcos (de 1967 hasta el final).

Mariscal publicó sus poemas en fechas relativamente tardías, lo que explica su adscripción a la generación del medio siglo. Sus fuentes estéticas son el clasicismo andaluz, la poesía flamenca y neopopularista y el simbolismo intimista, junto con alguna huella cernudiana. Su escritura parte de la experiencia, pero las anécdotas personales se difuminan a la manera machadiana en una atmósfera emocional. Es Mariscal un poeta existencial y fatalista volcado en tres grandes temas: el amor, Dios y la tierra; sus moldes preferidos, los alejandrinos, la silva blanca y la silva libre impar, junto a los sonetos y una poesía flamenca aún hoy en gran parte inédita.

Dentro de una primera etapa de plenitud lírica, que llegaría hasta 1965, publicó Corral de muertos (1953; 2ª edición en 1972) –elegías a humildes vidas de gentes del pueblo escritas desde la desolación‒, Pasan hombres oscuros (1955) y Poemas de ausencia (1957) –dos delicados poemarios dirigidos a una amada etérea e ideal‒, Quinta palabra (1958) –vía crucis en sonetos‒, Tierra de secanos (1962) –emotivo y amargo retrato de la dura vida rural‒ y Tierra (1965) –donde estalla con pasión y amargura el amor oscuro, gozado y perdido. Un abandono amoroso lo sumió en una crisis de la que no se recuperaría, aunque sobreviviera entre depresiones hasta que falleció de un edema pulmonar. A partir los años 70 publicó, más bien por insistencia de sus amigos, Último día (1971) ‒en torno a la muerte‒,Poemas a Soledad (1975) –en realidad, una edición de sus primeras composiciones de tema amoroso‒, Trébol de cuatro hojas (1976) –dolientes rememoraciones del pasado‒ y, ya póstumamente, Aún es hoy (1980).

FUENTE: Ayto. de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Puerto Real acoge una jornada sobre el papel del Parque Natural Bahía de Cádiz en el viaje migratorio de las aves
Next 'Inspiración en Cadena' de La Máquina Creativa alcanza su sexta edición

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.