El Río San Pedro grita “¡Cables no, queremos vivir!”


La Plataforma Vecinal del Río San Pedro volvió a echarse a la calle para reivindicar el soterramiento de los cables de alta tensión. El motivo de ello fue realizar una cadena humana que diera la vuelta al Colegio de la barriada. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Con la llegada del mes de Octubre, la Plataforma Vecinal del Río San Pedro volvió a organizar una protesta para pedir al Ministerio de Fomento y a Endesa el soterramiento de los cables de alta tensión que atraviesan la barriada.

En este sentido, las protestas se centraron principalmente en el CEIP Río San Pedro, donde se dieron cita medio centenar de padres, madres y niños para protestar por la cercanía de unos cables de alta tensión que sostienen 220.000 kilovoltios.

“Estamos básicamente haciendo un acto simbólico, en protección a los menores. Como podréis comprobar, el cableado de alta tensión, 220.000 kilovoltios pasan por encima de sus cabezas. Son menores, están desprotegidos, entonces los padres, de una manera u otra, estamos reivindicando esa protección que nuestros hijos no tienen y no entendemos porqué las autoridades no se implican”, explicaba a Puerto Real Hoy, Raquel Otero.

20151008_local_cadena_humana_rio_01

“Nos reunimos en el Ayuntamiento de Puerto Real con los señores de Endesa. Ellos se lavan las manos porque dicen que el cableado estaba antes que las viviendas, cosa que es cierta. Las autoridades locales de la época debieron haber obligado a las empresas constructoras a soterrar todo el cableado, cosa que no hicieron. Se desentendieron completamente de la población. Lo único que se han comprometido es a hacernos un presupuesto, porque lo único que dijimos es qué precio tenía el soterramiento o el desvío del cableado. Este señor técnico de Endesa nos dijo, para indignación de los vecinos, que por el tema del galibo del puente esos cables molestaban y tenían que soterrarlos o desviarlos. Los señores de Fomento hicieron caso omiso”, señala.

Y es que Otero se muestra indignada ante el levantamiento de cables para que el Puente de la Constitución de 1812 pudiera ser inaugurado. “El Ayuntamiento de Puerto Real no tiene fondos para hacer esta obra. Legalmente Fomento, en lugar de gastarse 500 millones de euros en el puente, tenía simplemente, por el tema de la compensación de ocho años de ratas, insectos, ruidos, polvos, compensarnos por la situación”, añade.

“En este colegio hay tres casos de Leucemia. En esta barriada hay mucho índice de Cáncer, familias que hay más de un miembro afectado. Hay estudios que demuestran que los campos electromagnéticos actúan sobre el ser humano. Aunque no hubiera ese tipo de estudios, solo por precaución, las autoridades deberían hacernos caso, porque son 30 años reivindicando esto”, finalizó.

20151008_local_cadena_humana_rio_02

Un acto, que además de la vuelta al colegio unidos de la mano formando una cadena humana, también tuvo un momento para la lectura de un manifiesto por parte de los miembros de la Plataforma Vecinal Río San Pedro.

“Vecinos y vecinas:

Hoy de nuevo estamos aquí para demostrarles a las administraciones que no vamos a callarnos. Que al contrario que al Estado que mantenemos, que tuvo en su mano la oportunidad de soterrar los cables y no quiso, nosotros sí estamos dispuestos a defender la salud de nuestro barrio, de nuestra gente, de nuestros pequeños. De estos hijos e hijas, seres vulnerables que no merecen estudiar ni crecer a menos de veinte metros de un cable que transporta 220.000 kilovoltios por encima de sus cabezas. “Incomprensiblemente” cada vez son más los casos de enfermedades que los médicos diagnostican como “atípicas” en los niños del Río San Pedro. Y aunque nos digan lo contrario, todos sabemos qué está detrás y qué empresas y administraciones ignoran nuestras demandas. Pues ha llegado la hora de hacerles ver que nuestras reivindicaciones continúan y que vamos a insistir porque hagan bien su trabajo. Porque su trabajo no es ocupar sillones, repartirse sobres y adueñarse de un buen sueldo para toda la vida. Ni bailar en platós de televisión con vista a ganar unos votos que han perdido con su pésima y lamentable gestión. Su trabajo es atender al ciudadano. Atender a los más pequeños que son el futuro de este país. Por eso hoy unimos nuestras manos con sus pequeñas manos. Porque sus padres y amigos sí van a estar ahí para apoyarles y protegerles. Esta cadena humana simboliza mucho más que un simple acto. Simboliza la unión por la salud, la unión de un pueblo que camina junto e imparable a por un objetivo que no es otro que proteger a los ciudadanos de un barrio que llevamos en el corazón. Amigos y amigas, esto no acaba aquí. Esto empezó con una cacerolada y seguirá con más actos que no pretenderán otra cosa que hacer ver a aquellos que “deberían” representarnos, que tienen el deber de velar por los ciudadanos, tal y como marca la Constitución Española.

Por todo ello, hoy uniremos las manos alrededor de este centro y gritaremos juntos: ¡Cables No! ¡Queremos vivir!”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous UPyD se pronuncia sobre los últimos hechos en Puerto Real
Next "En mi vida escuché que el amianto era malo"