El COAC 2019 de Puerto Real comenzó en la tarde-noche del lunes en el Teatro Principal como pistoletazo de salida para la semana grande de carnaval en la ciudad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Siete agrupaciones fueron las encargadas de dar inicio al concurso de la ciudad tras la ausencia final del cuarteto “Esto Skype y aquí hay que Momart”.

Un año más, el comienzo del COAC estuvo marcado por la baja afluencia de público, aunque el tramo final de la sesión atrajo a más espectadores al Teatro Principal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Los del casco antiguo

Esta chirigota de adultos llegada desde Conil se encargó de abrir el COAC de Puerto Real 2019, tras el segundo premio logrado en el concurso conileño.

Con la autoría de Diego Camacho, “Guzmán el Bueno con su cuadrilla contando sus batallitas” se presentaron con un tipo muy chirigotero, a medias entre la batalla de moros y cristianos y botellas de distinto tipo de bebidas.

PUBLICIDAD

En la tanda de pasodobles estos conileños se acordaron de Pedro Sánchez y sus tratos con los independentistas que quieren romper España, en “una bandera rojigualda que no se convierta en tu señera” e invitando al Presidente a irse a Bruselas. En el segundo pasodoble, dedicado al drama de la inmigración ilegal y a las fronteras, en algo que “cada vez nos parece más normal”.

A la hora de los cuplés, estas bebidas de antaño recordaron a Isabel Pantoja y a la vida de sus hijos, que ninguno tiene trabajo pese a lo “avispada e inteligente” de su madre. Posteriormente, se acordaron de las modas de depilación corporal, cuando su abuelo llevaba peine en los bolsillos. Con un estribillo haciendo referencia a la propia historia “como serían los demás para que lo llamaran Guzmán el Bueno”.

Esta chirigota conileña se despidió con un popurrí que recordaba todo aquello que nos dejaron los árabes, con la almohada como elemento estrella, así como el alquiler de su castillo a una familia sevillana, que eran cuatro y finalmente se colaron veintisiete.

Hasta aquí llego la broma

La primera comparsa de adultos del concurso de La Villa llegó desde Cádiz tras su paso por el Gran Teatro Falla en el presente año en Juveniles.

Con la autoría de Eduardo José Mejías y Juan Luis Mejías en letra y de Margarita Mejías y José Manuel Mejías en música, esta comparsa femenina se presentó con varios detalles chirigoteros tanto en su tipo como en su interpretación.

En el primero de sus pasodobles consiguió levantar al respetable que acudió al Teatro Principal, ya que dejaron su espacio a los miembros de la chirigota “Los Descendientes”, a los que le dedicaron su esfuerzo y la importancia de su presencia en el carnaval del futuro. En el segundo, el valor de las promesas fue algo que también preocupaba estos jóvenes.

Para la tanda de cuplés, criticaron las campañas de publicidad en Navidad como las de Ikea, ya que ellos conocen mejor que nadie a su familia. Asimismo, también reconocieron la fama de los miembros de las comparsas, que son los que más fama tienen de ligar. En su estribillo, estas gaditanas quieren vivir su vida a su manera ya que está fatal y hasta lo regalan.

La última batalla

Desde El Puerto de Santa María llegó la cuarta agrupación de la noche, una comparsa con letra de Raúl Villanueva y música de Ramón Jesús Herrera y el propio Raúl Villanueva.

Estos soldados, que representaron pensionistas en lucha, reivindicaron desde el primer momento su tarea, lanzando gran cantidad de mensajes en su repertorio.

Al grito de “¡tomemos la calle!” interpretaron su presentación antes de dar paso a los correspondientes pasodobles; el primero de ellos a la sociedad actual “tonteando sin dar un golpe sobre la mesa, solo toma la calle cuando a ella le interesa”. El segundo, muy aplaudido por el Teatro Principal, a una historia compartida a medias por un niño y su abuela vista desde el punto de vista del padre de él, a su vez hijo de ella “mientras mi hijo florece mi madre se marchita”.

En los cuplés, mención a un piso franco y sus utilidades y un robot muy completo, con un estribillo nuevamente reivindicativo y al tipo “tanto nos quitaron…que nos quitaron el miedo”.

Esta comparsa finalizó la interpretación de su repertorio con un popurrí en línea con la idea representada, con gran interpretación y con el aplauso del público asistente.

El pequeño fantasma

Tras el descanso llegó el turno de una nueva comparsa llegada desde Cádiz, en este caso Primer Premio de Juveniles sobre las tablas del Gran Teatro Falla.

Con letra de David Domínguez “Principito” y música de Saúl Álvarez y el propio David Domínguez, esta comparsa, bajo la dirección de Pablo Jesús Portela interpretó una bonita presentación donde piden respeto para la cantera del Carnaval: “guarda silencio, un chiquillo cuando canta te está entregando el corazón…yo soy la voz de la cantera”.

El primero de sus pasodobles sirvió como presentación, recordando “que no se pierda la esencia” en sus coplas, dando paso al segundo sobre el respeto en los colegios y escuelas entre todos y todas.

En la tanda de cuplés, una particular cita en el cine para el primero de ellos y en el segundo, mensaje para el alcalde de Cádiz, José María González.

“El pequeño fantasma” se despidió con la interpretación de su popurrí, lanzando un nuevo mensaje sobre la cantera del carnaval y el apoyo a la misma, haciendo además un repaso por las demás modalidades del concurso.

Aquí hay de tó

La primera agrupación de la ciudad en salir a escena en este COAC 2019 fue el cuarteto ganador del Primer Premio el pasado año con “Las bancoyote”.

Con letra de Mónica Rodríguez, música de Juan Eloy Martell y Mari Ángeles Nuñez y dirección de María García Mariscal, el cuarteto representó un singular bar donde sus variopintos personajes se encargaron de realizar la parodia, con “Paco” y su no precisamente exhaustiva búsqueda de empleo y un “Tirillas” capaz de arreglar cualquier problema.

Tras la parodia, el cuarteto interpretó sus cuplés, el primero de ellos con referencias a las nuevas tecnologías y las app y el segundo para una pelea…donde en vez de separar, se unieron a la misma, rematados con un estribillo acorde con su estancia en el bar.

Tras los cuplés, el cuarteto continuó su repertorio con la interpretación del tema libre, que consistió en el nuevo enfoque para el bar tras tocarle la lotería al dueño del mismo.

Un repertorio que arrancó las risas del Teatro Principal, que despidió en pie a este cuarteto, esperando verlo en la Final del próximo jueves.

Los piezas

Desde Dos Hermanas llegó esta comparsa, presente en las preliminares del COAC de Cádiz  con la autoría en letra y música de Víctor José Ramos Luque.

“Piezas” del puzzle de “la vida, un juego todo vale”, recitan en su presentación, que antecedió a sus pasodobles, con temáticas para la enfermedad de una madre y sobre las “etiquetas” que te cuelgan en la vida, con “el mundo esperándote” para ello.

El primero de los cuplés, dirigido a Pedro Sánchez con “advertencia” del camino de Susana Díaz, y el segundo de ellos sobre la compra de un inodoro, acompañados por un estribillo donde predican su amor por el carnaval.

En la interpretación de su popurrí vuelven a hacer referencias a las continuas piezas del puzzle de la vida, finalizando su actuación sobre las tablas del Teatro Principal.

Uno trabajando y to los demás mirando

“La chirigota del Pollo”, con autoría de Enrique Ramos “Tabique” y la dirección de Jonathan Romero fue la encargada de poner el punto final a la primera sesión del COAC de Puerto Real 2019.

Cinco años cumple esta chirigota puertorrealeña, tomando el relevo de “Al que le toca le toca” y con prácticamente el mismo grupo que en años anteriores, representando en esta ocasión a una carroza del Día de Reyes, con los pajes acompañando al Rey en la misma.

En un auténtico espectáculo, esta chirigota fue capaz de recrear tanto la carroza de Melchor, como de Gaspar y Baltasar durante su repertorio, con banda de música incluida y donde no faltaron la abundante lluvia de papelillos, caramelos, peluches…haciendo las delicias de un Teatro que mostró mejor aspecto que al principio de la sesión.

Animada presentación la de estos pajes que dio paso a la correspondiente tanta de pasodobles, el primero de presentación de la chirigota donde no faltó la crítica “para ser jurado hay que ser humilde”, aunque a este grupo no le importa los premios y siguen sacando y disfrutando de su agrupación, y el segundo para los esfuerzos de una madre okupa “que va tirando del carro” a pesar de las continuas dificultades.

En la tanda de cuplés, momento para las mascotas y sus juguetes y para Noé y las parejas…para los pajes. Estribillo al tipo, con estrellas en el cielo y camellos, antes de finalizar el popurrí, que terminó con la carta a los Reyes Magos.

Así cerró “La Chirigota del Pollo” una gran, ingeniosa y original actuación, poniendo el punto final con un buen sabor de boca a la primera sesión de Preliminares del COAC pasadas las 00.30 h.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD