El Ayuntamiento entrega el Premio a la Promoción Turística de Puerto Real a Salinas La Esperanza


La alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya, y el delegado municipal de Turismo, Manuel Izco, han entregado en la tarde de este martes a Salinas La Esperanza el Premio a la Promoción Turística Villa de Puerto Real 2022. El premio ha sido recogido por Alejandro Pérez Hurtado de Mendoza, “el alma de estas salinas”, en un acto en el que también han estado presentes el rector de la UCA, Francisco Piniella, así como otros intregrantes de la Corporación municipal y de la Universidad de Cádiz.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tal y como se han encargado de resaltar tanto la regidora puertorrealeña como el responsable municipal de Turismo, “la elección de Salinas La Esperanza responde al cumplimiento de unos parámetros que contribuyen a la difusión de la imagen de Puerto Real, así como la oferta de una actividad social de calidad que genera la atracción de visitantes y turistas, a través de un turismo sostenible”.

Los Servicios Centrales de Investigación en Salinas, Salinas la Esperanza (SC-ISE) de la Universidad de Cádiz, se conforman como un extraordinario laboratorio natural de 39 hectáreas localizadas en el término municipal de Puerto Real, en pleno corazón del Parque Natural Bahía de Cádiz. Este espacio está dividido en dos salinas artesanales (Esperanza Grande y Esperanza Chica) y la finca anexa San José del Pinar.

Los SC-ISE se subdividen en dos unidades. Por un lado, la unidad de mantenimiento de la funcionalidad hídrica y estructural de la salina y la unidad de mantenimiento de la biodiversidad y  el fomento de la investigación, innovación, desarrollo y transferencia a la sociedad. Para ello ofrecen tres servicios (investigación, producción y visitas) que promueven el necesario desarrollo del potencial ambiental, cultural y económico de las salinas artesanales y el acercamiento de la sociedad al entorno que les rodea.

Dentro de estos servicios, el servicio de visitas está encaminado a la difusión de los valores culturales y ambientales que existen en la salina. Para ello, se fomenta el ecoturismo, distintas actividades de tres horas de duración enfocadas a grupos de 10 personas y apoyadas por técnicos de los SC-ISE.

Tales actividades se clasifican en turismo cultural, a través de visitas guiadas orientadas a conocer la salicultura artesanal y la acuicultura; visitas guiadas interpretativas por el ecosistema marismeño con los diferentes grados de antropización y usos del espacio; y turismo ornitológico, con la introducción al conocimiento de la avifauna y la importancia de las rutas migratorias mediante el desarrollo de itinerarios encaminados a identificar las aves presentes en las salinas La Esperanza, con la realización de talleres de observación directa y jornadas de anillamiento científico organizadas por los técnicos de los SC-ISE.

Igualmente, se trabaja en un turismo activo y actividades deportivas al aire libre ligadas al medio natural donde se desarrollan, tales como visitas en kayak o pádel surf por los caños que comunican el saco interno de la Bahía de Cádiz con los esteros de las salinas La Esperanza o la organización de jornadas deportivas como pueden ser rutas ciclistas o running.

A esto hay que sumar la apuesta por el turismo gastronómico, pues ofrece un servicio de cata o catering para acercar el patrimonio natural de la zona y hacerlo memorable poniendo en valor los recursos que nos brinda el medio en el que nos encontramos y fomentando el consumo de productos de la tierra y mercado de proximidad, así como la difusión de las nuevas líneas de economía asociada a los productos gastronómicos; el turismo fotográfico y actividades de grabación para fotógrafos y productoras con equipos de filmación enfocadas a la avifauna, el paisaje ambiental o cultural salinero; y el ecoturismo y la potenciación de la educación ambiental con talleres formativos y visitas educativas.

Finalmente, las salinas La Esperanza se conforman como un entorno para el desarrollo de actividades de participación social y voluntariados que impliquen y conciencien a la sociedad con la mejora de áreas de cría de las especies de aves limícolas presentes en la zona como el aporte de sustrato de drenaje en áreas de cría que impida la pérdida de los nidos, la mejora de muros o la plantación de vegetación local. Todo ello promueve la aproximación del entorno y la importancia de la recuperación y la restauración ambiental.

Otro de los aspectos destacables de Salinas La Esperanza es la gran cantidad de visitas y actividades que organizan durante el año y que tienen como referente a Puerto Real y su entorno natural, así como su participación en todos los eventos turísticos y culturales que organiza el Ayuntamiento.

“Salinas La Esperanza  trabaja día a día para ser un referente en el turismo medioambiental, salinero y ecológico. Las inversiones y mejoras les avalan, y por supuesto el trabajo humano que desde el inicio se realiza por todo su personal. Por eso, esta firma es digna merecedora en su edición 2022 de un premio que el Ayuntamiento entrega desde 1996”, se apunta desde el Consistorio.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous La banda Mae Minerva presentará en el Teatro Principal su álbum debut 'Alta Montaña'
Next Más de 115.000 euros de inversión para convertir el Pinar de Ciudad Jardín en una zona deportiva abierta y para animales

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.