Dice el famoso cuento infantil que el pastorcillo falseó tantas veces avisando al pueblo con el grito “¡que viene el lobo!” que finalmente el pueblo, cuando realmente el lobo apareció, no acudió en su ayuda.

Un cuento, a modo de metáfora, que viene a decir que a un mentiroso nadie le cree incluso cuando dice la verdad. Una historia a la que, quizás, podría aplicarse Sí Se Puede a nivel local.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Repasando las últimas publicaciones en el blog de Sí Se Puede Puerto Real, nos llama mucho la atención la capacidad de llamar a la oposición para que intenten realizar una moción de censura al Equipo de Gobierno de Antonio Romero. Cabe recordar que Sí Se Puede y EQUO, sus socios de gobierno, mandan en minoría en la Corporación, por lo que todo es posible.

No se extrañen que algún día digan “¡que viene el lobo!” y acabe convirtiéndose en realidad para mal de Antonio Romero y los suyos. Ya saben lo que se dice, “quien juega con fuego,…”

Sí Se Puede y los medios

También nos viene sorprendiendo, cada vez más, como Sí Se Puede, o al menos la persona que se esconde tras las líneas de su web. Ataca a los medios de comunicación, ya sean a nivel local o comarcal. Si titulan con esto y no con lo otro. Si le dan la importancia a un tema y no al que me interesa.

Parece como si a Sí Se Puede le fuera escociendo poco a poco que la prensa sea libre e independiente, que es, al fin y al cabo, lo mejor que necesita una ciudadanía. Gracias a los medios, muy diversos en nuestra localidad, todo el mundo puede estar informado, donde, como y con quien quiere. Si quieren que alguien titule de un modo u otro, seguramente ya tendrán a sitios donde acudir, aquí, desde luego, no.

Si bien es cierto, que las últimas noticias de una asesora para “encargarse” de la Comunicación del Ayuntamiento de Puerto Real, nos hacen recordar tiempos pasados, tanto para lo bueno como para lo malo. Habrá que esperar acontencimientos.

¡Zasca!

El pasado Pleno Ordinario de Noviembre nos dejó varios “highlights”, de esos que convendría bien guardar en la hemeroteca para, a posteriori, hacer un programa de esos tipo zapping que echan los domingos en las televisiones a nivel nacional.

Uno de ellos fue el de Iván Canca, arremetiendo a diestro y siniestro contra el PA, pidiendo las dimisiones de todos sus imputados en la Corporación. Pero el otro se lo llevó un clásico a la hora de armarla en el Plenario, Andrés Rodríguez.

Si en el último editorial recordábamos la pregunta de Lucía Ariza acerca de la instalación de sonido en el Día de la Bicicleta, en esta sesión plenaria Andrés Rodríguez tenía la escopeta cargada, y sacudió a la Concejala andalucista con su contrato para la reparación de las campanas de la Iglesia de San José.

Política y Deporte

Siempre hemos defendido que la política y el deporte no deben ir de la mano. Fruto de ello tenemos una instalación cerrada, como el Complejo Municipal de Piscinas, o una ciudad sin campo de fútbol decente, y no vamos a recordar todo el episodio del Sancho Dávila, entrevías, etc.

En las últimas horas hemos conocido como la directiva, en bloque, del CN El Trocadero dimitía a petición de Luky Serrano, quien sigue al frente de uno de los clubes con más éxito de la localidad en los últimos años.

Una situación, de crisis institucional, que también se vive en otros clubes, no se crean. Solo hay que mirar un poco por encima para darse cuenta qué club está a punto de cerrar el kiosko, por mucho aniversario que puedan cumplir el próximo año.

Ya lo comentamos al inicio del apartado, la política y el deporte no pueden ir de la mano, y menos si los que llegan a manejar nuestros clubes van con intereses personales, y quién sabe si alguno más. Necesitamos mejores gestores en nuestro deporte, no nos cabe duda.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD