El Ayuntamiento de Puerto Real celebró este viernes la Junta General de Accionistas de la Empresa Pública IP Real. Una junta que tenía, como orden del día, la aprobación de las cuentas de los años 2012 y 2013, tal y como el Ministerio de Hacienda había pedido al Consistorio puertorrealeño para devolver la cantidad retenida de las Participaciones de los Ingresos del Estado (PIE).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El Consistorio de La Villa ya recibe cada mes el corriente de la PIE, que recibió tras aprobar las cuentas de 2014, 2015 y 2016 de esta entidad y de la EPSUVI, aunque el Ministerio que dirige Cristóbal Montoro había pedido también los dos anteriores años a estos para poder dar luz verde a los ingresos que tiene retenidos el Ayuntamiento de Puerto Real desde hace varios meses.

Todo hacía presagiar que sería un mero trámite, sin embargo, la Junta de Accionistas se alargó más de lo previsto debido a una fuerte discusión entre el Alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, y Jesús Plaza, Portavoz del Partido Andalucista.

La polémica comenzó, como siempre, con Jesús Plaza (PA), acusando al Alcalde de convocar Plenos Extraordinarios “para las políticas de la derecha”. Asimismo, echó en cara las promesas electorales tanto de Sí Se Puede y EQUO en el año 2015, antes anunciar que no apoyarían la urgencia de la convocatoria de la Junta General de Accionistas.

Sin embargo, el tono del debate aumentó pocos minutos después, cuando al debate se unió el Concejal de Cultura, Fiestas y Comercio, Alfredo Charques, que repasó los Plenos Extraordinarios del PA durante la pasada legislatura. Algo que hizo que Romero llamara la atención de Alfredo Fernández, Concejal del PA, quien criticaba las palabras del Edil de EQUO.

Expulsión del Plenario

“Estamos aprobando cuentas de sus ejercicios”, expresó Romero, quien aclaró que un técnico municipal renunció a ejercer de liquidación por “falta de colaboración”, y que posteriormente un asesor externo aludió el mismo problema. “Todos los días trabajamos a cuenta de la herencia recibida”, insistió el Alcalde de Puerto Real, sin perder la compostura.

“Ustedes no han querido recibir las notificaciones. Ustedes tenían información de que se iba a proponer convocar un pleno”, afirmaba Antonio Romero, respondiendo a Plaza por lo sucedido días atrás en el Pleno Extraordinario de la Piscina. Esto desencadenó una discusión con Jesús Plaza que acabó con el Alcalde llamando a las fuerzas de seguridad para que el Edil abandonara el Plenario, tras la falta de respeto hacia el Regidor. “Lo que pretendo es que guarden respeto mientras intervienen todas las personas”, añadía Romero.

Tras la marcha de Jesús Plaza, Antonio Romero continuó su discurso y procedieron a votar los puntos del orden del día de la Junta General de Accionistas, los cuales se aprobaron por mayoría.

“Me he visto obligado”

Antonio Romero, tras esta situación, atendió a Puerto Real Hoy para explicar lo sucedido. “Me he visto obligado a expulsarlo, ya que la falta de respeto era máxima”, señalaba el Alcalde de La Villa.

“La actitud que tenía era sorprendente. No sé si pretendía provocar o es que no sabe mantener el respeto. Tengo la impresión de que he sido cortés, porque me han llevado a un sitio donde yo no quería”, insistía Romero, que también afirmó que, en un par de meses, se podría ver liquidada la empresa IPReal de manera definitiva y que, mucho antes, se prevé desde el Consistorio recibir los atrasos de la PIE.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Puerto Real ha convocado para este lunes un nuevo Pleno Extraordinario, en este caso para aprobar un nuevo préstamo, por valor de 5 millones de euros, por parte de la ICO.

“Un episodio bochornoso”

Jesús Plaza (Partido Andalucista), en una posterior rueda de prensa, calificó lo ocurrido como “un episodio bochornoso”. “Es un hecho insostenible y que se viene repitiendo en el Equipo de Gobierno. Intentan justificar el control y la parálisis del Ayuntamiento de Puerto Real desde el punto de vista jurídico”, añadió.

“No había otro motivo más allá de que se le había interrumpido. Esto denota la falta de vergüenza política que tiene un Equipo de Gobierno que lo que debería es trabajar”, expresó antes de recordar la falta de convocatoria a los Plenos a los miembros del Partido Andalucista. “Es una estrategia para anular la actuación de los concejales del Partido Andalucista. No nos vamos a quedar de brazos cruzados y tomaremos las medidas oportunas”, finalizó.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD