Tras la noticia adelantada por Puerto Real Hoy, el Presidente del Puerto Real CF, Antonio Bohórquez, presidente del club verdiblanco, concedió una rueda de prensa en la Casa de la Juventud para explicar todo lo sucedido durante estos años.

La noticia estaba clara, el Puerto Real CF presentó una demanda contra la EPSUVI hace 15 días y contra el Ayuntamiento de Puerto Real de forma subsidiaria, en mandato de la Asamblea de socios celebrada en Febrero de 2018. “El Abogado de la EPSUVI siempre pone en cuestión cualquier iniciativa que hagamos, pero no ponen en duda la validez de las acciones que emprendía Victoriano Cordera, ahí le reconocían todo”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Bohórquez detalló que la demanda corresponde a los incumplimientos reiterados por parte de la Empresa Pública de Suelo y Vivienda de Puerto Real desde la temporada 2005/2006 hasta Septiembre de 2018. “Esta demanda tiene un objetivo claro: Garantizar la continuidad del Puerto Real CF”. El Club demanda a la EPSUVI por algo más de 9.286.000€, y Bohórquez quiso recordar de dónde viene todo el trámite.

Permuta del Campo

En 2006, 124 socios aprobaron la permuta del Sancho Dávila en busca de una mejora deportiva del Puerto Real CF. Bohórquez, que reconoce que tiene enemigos que sobre todo se hacen ver en las redes sociales, quiso dar la rueda de prensa para que “se hable de la pura verdad”. “Cuando hablo, lo hago porque los documentos me impulsan a hablar, y por ello lo defiendo”, señalaba.

La permuta tenía un hilo conductor claro, “y es que las plusvalías del Sancho Dávila tenían que ir expresamente a gestionar y construir el nuevo campo de fútbol del Puerto Real CF”. Una información que está en los convenios de 2006, sin embargo, el Gobierno de IU y la EPSUVI hipotecaron el Campo del Puerto Real por casi nueve millones de euros. “A partir de ese momento empiezan las discrepancias entre el Gerente de la EPSUVI y el Equipo de Gobierno liderado por Barroso”, aclara el mandatario verdiblanco. EPSUVI hipotecaba el Sancho Dávila para hacerse con los suelos de Entrevías.

“Utilizan una plusvalía del Sancho Dávila para expandir EPSUVI su negocio. Esto se llama prevaricar, es una prevaricación en toda regla. Si esta demanda, que tendrá que ir por lo penal también, la Fiscalía tendrá que decir mucho de los políticos que hicieron aquella actuación”, expresaba Bohórquez, que añadía que había sido un “engaño y estafa”.

“Todavía manifiesto mi fe en Barroso”, dado que se realizó la construcción de un puente que iba a los terrenos donde iba ubicado el nuevo campo. La Asamblea de socios pidió demandar, por entonces y por primera vez, a la EPSUVI, pero esta se retiró a cambio de un nuevo convenio “que es el que hoy reivindicamos y demandamos”. Ahí se recoge el dinero que el Puerto Real CF recibió para proyectos deportivos y la licencia para hacer el campo de fútbol, así como la cantidad por la que demanda ahora el club a la empresa pública.

Cambio en 2012

En 2012, Antonio Bohórquez abandona la presidencia del Puerto Real CF por segunda vez, y da paso a la etapa de Victoriano Cordera, “un títere de la EPSUVI”, en palabras de Bohórquez, porque “se cometió la mayor golfada que se recuerda que se haga desde una empresa pública”. “Querían que el Puerto Real CF desapareciera de la faz de la tierra para condonar sus deudas”, explicaba.

Bohórquez recordó que en 2012 hubo una Asamblea donde se habla de un nuevo convenio de la EPSUVI. Sin embargo, Cordera firmó aquel convenio “un convenio con falsificación documental, con pegas de firmas de los allí presentes. El convenio ha sido investigado por muchísimos abogados y todos coinciden que es un delito penal. Hay falsificación documental, de firmas, y tiene una cláusula, donde se dice que la Asamblea tenía que aprobar ese convenio”. Esta Asamblea ocurrió en 2016, cuando ya con Bohórquez nuevamente en el poder y el club en Concurso de Acreedores, los socios votaron en contra de dicho convenio.

Este convenio irá a Pleno el próximo día 4 de Octubre, donde los Concejales tendrán que decidir si tiene vigencia o no. “Si esa demanda con ese convenio es analizado por la Justicia, algunos van a correr”, recordaba.

“Puede ser que algunos políticos que se han ido de rositas, tendrán que explicarlo en la Fiscalía”, proseguía. “La demanda nos asegura un futuro de supervivencia”, insiste.

“Queremos que se nos devuelva el Sancho Dávila libre de cargas, es decir 0€ de hipotecas. Ahora tiene una carga de 12,5 millones de euros. No han cumplido con el convenio de 2010, llevamos doce años esperando y la EPSUVI y el Ayuntamiento de Puerto Real están pasando del tema”, sentencia.

Medidas cautelares

El Presidente Verdiblanco recordó que se han pedido medidas cautelares a Bankia para que se paralice todas las operaciones con respecto a Entrevías y el Sancho Dávila hasta que se solucione la situación. Entre otros temas, Bohórquez criticó que no se podía vender entradas en el Complejo Deportivo del Río San Pedro, ya que el club se hace cargo de la instalación durante las horas de partido.

Asimismo, recordó el episodio de Nueva Jarilla, del que ya habló Keko Rosano (ex entrenador del Puerto Real CF) hace varios años en una entrevista en exclusiva en Informe Deportivo.

“El Alcalde sabe que tiene un compromiso con el Puerto Real CF, así como los siguientes Alcaldes que vengan. Tenemos la mano tendida. Esta demanda no va a hacer daño a nadie, sino un derecho de reivindicación lícita que tenemos de nuestro patrimonio. Si no hay una sentencia, tendrán que pagarle al Puerto Real CF”, insistía.

Amenazas por parte de la EPSUVI

“La EPSUVI ha fracasado. Que deje, a través de su abogado, de utilizar a terceros para amenazarme. El Puerto Real CF gana prestigio y respeto por parte de la Instituciones Públicas. Si alguien ha cometido pecado, tendrán que pagar y no quiero señalar a nadie”, afirmó Bohórquez sobre un documento que presentó en el que los representantes de la EPSUVI.

En el mismo, se insta al Club verdiblanco a acordar “que con el pago de este acuerdo que cubre las expectativas del PRCF para la temporada próxima 2018/2019, se compromete durante esta temporada a no reclamar a EPSUVI, SA las cantidades que todavía se le adeuda, todo ello para que EPSUVI, con tranquilidad pueda conseguir recursos económicos necesarios para su subsistencia y poder pagar las deudas a sus acreedores, entre los que se encuentra el PRCF”.

“Cuando un abogado comienza a amenazar no tendrá la conciencia muy tranquila. Si está acostumbrado a amenazar y a proponer convenios al Puerto Real CF creyendo que el Presidente es Victoriano Cordera, que se puede manejar. Firmamos un convenio en 2006, y se me deben 9,2 millones de euros. ¿Cómo se atreve a decirme eso?. No lo entiendo. Esto se llama abuso y aprovecharse de una situación de agobio del Puerto Real CF. Trata de ahogar, que es lo que hizo el señor Juan Carlos Martínez al igual que el Abogado, por aquel entonces”, finalizó.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD