Se acercan las elecciones municipales de mayo y en Puerto Real está todo en el aire.

Un equipo de gobierno acosado por la oposición haciendo referencias constantes a su inacción durante todo el mandato.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En frente una oposición formada por PSOE que quiere ir a más tras el paso de su cabeza de lista por Diputación y por otra parte un extinto PA haciendo un proceso de reciclado que tiene por resultado a AxSí.

Una vez hecho un breve resumen de la situación actual mi pronóstico para las elecciones municipales de mayo es el siguiente:

Si como todo apunta hay confluencia, Podemos-EQUO-IU pueden sufrir una significativa caída fruto del desgaste de gobernar en una situación muy complicada.

Tema aparte será la confección de la lista electoral en dicha confluencia cosa que también influirá.

PSOE, con Elena Amaya como flamante Diputada Provincial y con el reto histórico de conseguir auparse con el trono municipal pueden ser uno de los beneficiados directos de la caída del equipo de gobierno aprovechando un trasvase de votos en el electorado de izquierdas.

AxSí también puede sufrir una caída en votos respecto al PA, ya que en las elecciones municipales muchos ciudadanos votan al candidato y no al partido, y con Maribel Peinado fuera de escena la representación de la formación andalucista puede caer significativamente.

A reflotar el barco llega Fernando Boy que se dejará la piel en el empeño.

La gran incógnita a mi entender será si la derecha será capaz de obtener representación fruto de la inercia que pueda suponer el reciente tripartito en la Junta de Andalucía.

Las opciones pasan por que el voto de derecha en un municipio históricamente de izquierdas se centren en un sólo partido, llámese PP, CIUDADANOS o VOX.

Si el voto de la derecha se divide entre las tres formaciones probablemente queden diluidas sus opciones de representación en el arco plenario.

Si este voto se concentra en un partido tal vez el PP logre representación con Vicente Fernández como concejal.

Con este panorama podría perfectamente darse un agónico empate entre la confluencia Podemos-EQUO-IU y PSOE, por debajo de ellos pisando fuerte vendría AxSí y por último la derecha podría conseguir representación con un concejal.

Será la legislatura de los pactos, de los acuerdos y de las negociaciones.

En definitiva, será la legislatura de la POLÍTICA, con mayúsculas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD