Rafaela Castillo alerta sobre el consumo de alimentos en mal estado


La delegada municipal de Consumo, Rafaela Castillo, incide en que “en verano, los riesgos de salmonelosis son mayores por las altas temperaturas y la modificación de hábitos en la alimentación”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La delegada municipal de Consumo, Rafaela Castillo, ha querido recordar a la población los riesgos sanitarios que puede acarrear la ingesta de productos alimentarios adquiridos en la venta ambulante. Una reciente intoxicación por salmonella typhimurium contenida en unos huevos adquiridos en ese tipo de mercado motiva esta nueva llamada de atención de las autoridades locales.

A pesar de que la venta ambulante está prohibida en el término municipal en virtud de la ordenanza específica sobre ello, y aunque la Policía Local tiene en su programación de trabajo diario vigilar por que esta actividad no se produzca, muchos son los ciudadanos que continúan adquiriendo alimentos que, como recuerda Castillo “no han superado los controles sanitarios protocolarios, y por tanto al consumirlos se corren riesgos para la salud”.

La época de verano, además, resulta más propicia para la proliferación de intoxicaciones, por cuanto las altas temperaturas favorecen el desarrollo de microorganismos. A ello se añaden las modificaciones de hábitos alimentarios por viajes, vacaciones o celebraciones.

Por todos estos motivos, el Ayuntamiento ha incidido en las cinco reglas para evitar este tipo de incidentes, que son: comprar los alimentos en establecimientos autorizados, ya que han pasado todos los protocolos sanitarios; extremar la higiene de manos, alimentos, cocina y utensilios; extremar el cuidado en la manipulación de los alimentos y separar los crudos de los ya preparados; mantener los alimentos a la temperatura que indica la etiqueta y consumir los productos recién cocinados o conservarlos en refrigeración.

Igualmente, existen otras indicaciones que deben seguirse para evitar las intoxicaciones más comunes, entre las que se encuentran el anixaquis (comer el pescado siempre cocinado o previamente congelado); salmonella (no comer huevos pasados por agua, tortilla o carne de ave poco hecha y mayonesa casera); hepatitis A (comprar los moluscos vivos y consumir siempre cocinados, y lavar fruta y verdura) o botulismo (evitar conservas caseras y rechazar latas en mal estado).

FUENTE: Ayto. de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Ayuso: "El operativo ha funcionado sin ningún tipo de incidentes"
Next ‘Aqua Ducta’ desvela nuevos datos sobre el acueducto romano de Cádiz

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.