La Semana Santa de Puerto Real no comenzó de la forma deseada en el Viernes de Dolores, ya que las inclemencias climatológicas hicieron acto de presencia e impidieron la salida procesional desde la Parroquia María Auxiliadora de la Hermandad del Ecce-Homo y Nuestra Señora de la Salud.

Precisamente en este 2018, tras su erección canónica el pasado 5 de agosto de 2017, procesionaba por primera vez como Hermandad de Penitencia, algo que la lluvia imposibilitó.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

A pesar de los intentos de la Junta de Gobierno por realizar el itinerario previsto por las calles de su feligresía, tal y como pronunció el Hermano Mayor D. Juan Antonio García Colorado en su sede canónica, se tomó la decisión de suspender la salida procesional al no cesar dicha lluvia sobre la ciudad unos minutos pasadas las 19.30 h.

Esperando sus buenos deseos para el próximo Miércoles Santo de 2019 -día en el que la Hermandad procesionará por las calles de Puerto Real-, las puertas de la Parroquia María Auxiliadora se cerraron para que los hermanos realizaran el Vía-Crucis estipulado dentro de su Templo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD