La Salina La Esperanza alberga una de las poblaciones más importantes de Europa de chorlitejo patinegro, en peligro de extinción


El secretario General de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, Francisco José Gutiérrez, acompañado por el delegado territorial de Desarrollo Sostenible en Cádiz, Daniel Sánchez, la delegada territorial de Agricultura Ganadería y Pesca en Cádiz, Ana María Bertón, el director-conservador del Parque Natural Bahía de Cádiz, Rafael Martín, la vicerrectora de Política Científica y Tecnológica de la Universidad de Cádiz, María Jesús Mosquera, el director de los Servicios Centrales de Investigación en Salinas (Salinas la Esperanza) de la UCA, Alejandro Pérez, y diversas autoridades e invitados de diferentes entidades y empresas como Ecologistas en Acción o la bodega Barbadillo, ha participado en una jornada celebrada en las instalaciones de La Salina La Esperanza en el Parque Natural Bahía de Cádiz (Puerto Real) en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Francisco Gutiérrez ha agradecido “el trabajo tan interesante que se realiza a este respecto y el respaldo que observo” en cuanto a la protección de aves amenazadas, subrayando la implicación de los parques naturales, de entidades, empresas, asociaciones y voluntarios en esta tarea. Desde este espacio, donde se encuentran los Servicios Centrales Salina La Esperanza, también ha resaltado la importancia de “unir investigación y gestión” y la colaboración entre la Universidad de Cádiz y el Parque Natural Bahía de Cádiz, “que pone de manifiesto el compromiso en cuanto a sostenimiento del territorio y el compromiso ambiental”. Desde esta Consejería “estamos intentando dar siempre la mayor accesibilidad posible a terrenos fantásticos para la investigación como pueden ser los parques naturales”, ha añadido, precisando que “me consta el trabajo que se está haciendo desde este Parque”.

Por su parte, Daniel Sánchez ha insistido en “la relevancia del Día Mundial del Medio Ambiente”, puntualizando que “la protección de aves como el chorlitejo patinegro es fundamental en esta provincia, la sensibilización con una especie amenazada que entre todos tenemos que cuidar”. También ha incidido en la labor que se desarrolla en esta provincia para la preservación de esta especie, en el marco de la Revolución Verde y “con el apoyo de voluntarios, de la Universidad, de la ciudadanía, de empresas y entidades como Ecologistas en Acción que están colaborando con la Delegación Territorial y con parques naturales como éste, que son una maravilla”.

A través de este encuentro, se ha mostrado el trabajo desarrollado hasta la fecha por los Servicios Centrales Salina La Esperanza, constituidos hace menos de un año, en torno a la investigación aplicada a la conservación, restauración ambiental y manejo del agua. Se ha prestado especial atención a la conservación de la especie chorlitejo patinegro (charadrius alexandrinus), un ave limícola que ha sufrido intensamente el acusado proceso de transformación de playas y humedales, lo que ha provocado su progresiva disminución, según apunta la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Bird Life). De hecho, en los últimos años esta especie ha sufrido una reducción importante de su población en Andalucía, situación que ha hecho que pase de tener estatuto de conservación de “vulnerable”, según el Libro rojo de las Especies de Andalucía, a catalogarse como “en peligro de extinción”.

De esta forma, desde este servicio central, un equipo de investigadores y voluntarios está llevando a cabo una importante labor relacionada con esta especie y otras dos como son charrancito común y la avoceta. Se debe destacar que “en la actualidad La Salina La Esperanza es la zona más importante del Parque Natural Bahía de Cádiz para las poblaciones reproductoras de chorlitejo patinegro, ya que alberga en sus 39 hectáreas al 70% de la población del parque.  De hecho, en estas salinas se alcanza una de las densidades más altas de Europa”, tal y como ha explicado la vicerrectora de Política Científica y Tecnológica de la UCA, María Jesús Mosquera.

A lo largo de esta jornada, las autoridades e invitados han recorrido las instalaciones salineras y han podido observar parte del trabajo realizado en materia de captura y anillamiento que se realiza sobre estas especies. Tras el recorrido, se ha podido degustar un nuevo vino que Bodegas Barbadillo ha incorporado a su catálogo: Patinegro, en honor a esta especie en peligro de extinción.

FUENTE: UCA

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Teresa Rodríguez llevará al Congreso la misma propuesta de Airbus aprobada por unanimidad en el Senado
Next Rubén Domínguez, entre los preseleccionados con la Selección u19 para el Mundial de Letonia

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.