En una reunión que se ha extendido casi dos horas, Teófila Martínez, ha informado a los distintos representantes de los colectivos de El Río San Pedro sobre el paquete de medidas que la entidad portuaria que preside, va a tomar respecto a la problemática de las descargas de graneles al aire libre que se realizan en El Bajo de la Cabezuela.

En principio y como medida de control, Martínez anunció la instalación conjunta, en colaboración con la Junta de Andalucía, de la colocación de dos medidores de partículas en suspensión (con opción a un tercero o cuarto) que posibiliten datos en tiempo real sobre las incidencias de las descargas. Unas descargas que se llevarán a cabo sobre un suelo asfaltado que posibilitará la mejor limpieza de la zona y rodeada por mamparos elevados y sostenidos con estructura sólida de hormigón, que cubrirán en todo momento la zona habilitada para dichos trabajos. Esta medida se completará con la puesta en marcha de distintos puntos de vaporización de agua que permitirán el descenso del posible polvo suspendido que pudiera escaparse a los muros elásticos a causa del viento y que se accionarán durante las labores de carga y descarga. Además de esto, se colocarán dos pantallas arbóreas que actuarían como una segunda barrera natural.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“En principio entendemos que, aunque no se tratará de una descarga a techo cubierto, que es lo que nos hubiese gustado y constatan las normas europeas, las medidas son muy oportunas y creemos que acertadas para solventar un alto porcentaje de esta problemática ambiental tanto para Puerto Real, como para Cádiz”, comentan desde la Plataforma Vecinal Río San Pedro, que manifiesta también que “la actitud de trabajo y voluntad de Teófila Martínez se entienden como muy positivas para empezar a solventar esta problemática en la salud. Solo confiamos en que los trabajos de construcción, instalación y posteriores protocolos de trabajo se lleven a cabo de forma correcta para empezar a poner fin a esta problemática de salud”, sostienen.

Por otra parte, la Plataforma Vecinal Río San Pedro, durante la reunión puso de manifiesto su duda y estupefacción sobre los controles que se están llevando a cabo en los medidores de la Junta de Andalucía, en concreto el del Río San Pedro, en Puerto Real y el de Avenida Marconi, en Cádiz, “ya que desde hace unos meses, los medidores autonómicos no están aportando dato alguno sobre las partículas PM2,5 que son las más perjudiciales y las que llegan a las vías respiratorias, sino las de PM10”.

“Desde la Plataforma intentaremos conocer el motivo de este cambio informativo que no entendemos de ninguna de las maneras”, apuntan.

FUENTE: Plataforma Vecinal Río San Pedro

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD