La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, ha felicitado a los trabajadores del astillero de Navantia en Puerto Real y de sus empresas auxiliares por el “éxito” en la culminación del proyecto Wikinger.

“La plantilla de la factoría puertorrealeña ha demostrado una vez más su alta capacitación, lo que le ha permitido atender un desafío de una extraordinaria complejidad técnica y hacerlo además superando las expectativas más exigentes. La provincia de Cádiz se sitúa hoy a la vanguardia de la industria andaluza y española y ese mérito debe ser reconocido a los trabajadores que lo han hecho posible”, ha asegurado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Irene García, que acudió ayer a la ceremonia de entrega de la subestación Andalucía a Iberdrola, ha destacado las “magníficas perspectivas” que se abren a los diques de Puerto Real de la mano de la construcción ‘offshore’. “La búsqueda de nuevos nichos de mercado en los que nuestros astilleros puedan ser competitivos es una de sus principales garantías de futuro, junto con el refuerzo de la actividad comercial en el negocio tradicional de la construcción naval y la inversión en su constante mejora tecnológica”, ha explicado.

La presidenta de la Diputación ha incidido en que la factoría de Puerto Real ha dado “una lección de competitividad y de capacitación tecnológica” lo que le abre un “horizonte esperanzador que debe confirmarse con la llegada de nueva carga de trabajo, a través de su presencia en el mercado privado, del acceso a encargos de terceros países y de los contratos que puedan llegarle del propio Gobierno de la Nación”.

En este sentido, ha recordado que los astilleros encarnan la actividad industrial con mayor capacidad de generar empleo en esta provincia. Y ha hecho votos para que las factorías de Navantia en la Bahía de Cádiz puedan beneficiarse de eventuales encargos, entre los que se ha referido expresamente a la posibilidad de asumir la construcción de diversos barcos para la Armada de Arabia Saudí, una operación que generaría una inversión de unos 4.000 millones de euros y que podría generar del orden de 3.000 empleos en la zona. “La posición de apoyo del Gobierno provincial a este posible contrato es inequívoca, y así lo hemos manifestado en el propio Pleno de la Diputación”, ha explicado.

Finalmente, Irene García ha incidido en su “sincera felicitación” a los trabajadores del sector naval y ha expresado su deseo de que los responsables políticos de la sociedad estatal Navantia “sepan responder a la altura en la que lo ha hecho la plantilla y atiendan a las reivindicaciones de mayor dedicación a la política comercial y de mejor dotación tecnológica en las instalaciones, lo que junto a una apuesta por el rejuvenecimiento y por la capacitación de la mano de obra debe redundar en el acceso a trabajos de una mayor especialización que generen un mayor valor añadido y, en consecuencia, una importante creación de empleos”.

FUENTE: Diputación de Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD