La presidenta de la Diputación, Irene García, ha trasladado esta tarde al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, su preocupación ante la indefinición que la Administración Autonómica viene manteniendo ante un servicio público esencial, especialmente prioritario en el actual momento de gestión de la crisis del coronavirus, como es la atención a domicilio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En línea con lo ya anunciado este mediodía, Irene García se ha dirigido por escrito al presidente de la Junta para solicitarle que “habiendo tenido conocimiento de la recomendación del Ministerio de Sanidad con fecha 16 de marzo de 2020 denominado ‘Documento técnico de recomendaciones de actuación desde los servicios sociales de atención domiciliaria ante la crisis por Covit-19’ y habida cuenta de la declaración del Estado de Alerta y sus consecuencias a efectos legales y administrativos, me pongo en contacto contigo para solicitarte que, a la mayor brevedad, puedas facilitarme las indicaciones precisas respecto a la ejecución de determinados servicios de la competencia de la Administración que representas y en los que esta Diputación colabora de forma activa, leal, subsidiaria y complementaria, en su papel de asistencia a los pequeños municipios”.

Concretamente, la presidenta recuerda al titular del Palacio de San Telmo que “como bien sabes, ese documento del Ministerio de Sanidad establece la necesidad de que el conjunto de las Administraciones Públicas prioricemos todos los esfuerzos y medios posibles en la atención de las personas dependientes, lo que hace necesario que desde el Gobierno que presides se establezcan los criterios que hasta el momento han inspirado la atención de las mismas, de manera que se pueda garantizar el mantenimiento de la prestación que se ha venido desarrollando hasta ahora y que, coincidirás conmigo, hoy es imperativo mantener, e incluso mejorar”.

La misiva de la presidenta continúa recordando que “esta Diputación viene actuando de manera leal de la mano de la Consejería de Salud y Familias como órgano gestor del referido servicio (de ayuda a domicilio), pero siempre atendiendo a los usuarios que se nos deriva conforme a las resoluciones y PIE dictadas por la Junta. Es decir, que esta Diputación carece de condición de agente de reconocimiento o de evaluación de situaciones de dependencia; y mucho menos como responsable a la hora de priorizar la atención de unos u otros usuarios a los que damos cobertura en virtud de criterios que nos vienen dados por parte de la Junta de Andalucía”.

“En virtud de todo lo anterior, comprenderás que, en contra de las instrucciones recibidas este pasado fin de semana desde el Gobierno que presides, esta Diputación sea incapaz de establecer unos servicios mínimos en referido servicio. Es más, desde esta institución consideramos que no solo no cabe establecer hoy unos servicios mínimos de carácter restrictivo sino que es más preciso que nunca primar y priorizar el destino de fondos y recursos hacia el servicio de ayuda a domicilio, dadas las especiales circunstancias de excepcionalidad que el conjunto de la sociedad, y de manera muy especial las personas en situación de especial necesidad de atención, deben afrontar desde hace apenas unos días y que previsiblemente se prolongarán a corto y medio plazo”, continúa la misiva de la presidenta.

La carta dirigida por Irene García al presidente de la Junta incluye una petición de gran relevancia para garantizar el mantenimiento de ese servicio: “Finalmente, me veo en la obligación de solicitarte la dotación de los equipos individuales de protección, absolutamente imprescindibles para los trabajadores y trabajadoras encargados de aplicar el servicio de atención a domicilio. Como entenderás, esas dotaciones son de todo punto esenciales para garantizar tanto las condiciones de salud y seguridad laboral para este colectivo de profesionales como para salvaguardar la salubridad y la profilaxis de sus usuarios, mayoritariamente integrantes de un colectivo de alto riesgo ante la crisis del Covit-19”, recoge la misiva.

Ese escrito concluye reiterando el convencimiento de la presidenta de que “estamos ante una situación desconocida y que obliga al conjunto de las administraciones públicas a ofrecer respuestas prácticamente inmediatas a desafíos desconocidos y a situaciones de absoluta excepcionalidad”. Irene García extiende esa seguridad a que el presidente de la Junta sabrá “priorizar esta cuestión con evidente trascendencia social respecto a otras que deberán merecer una consideración secundaria”, para finalizar reiterando “mi sentimiento de lealtad para colaborar en la mejor gestión de este desgraciado episodio con el menor perjuicio para nuestra tierra”.

FUENTE: Diputación de Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD