Investigadores de la Universidad de Cádiz, con el puertorrealeño Lázaro Lagóstena al frente, localizaron hace algo más de un año un enclave romano en la zona de Miramundo, en Puerto Real. Un complejo rural que puede ser de los mejor conservados en la provincia.

Los últimos estudios han permitido, con la ayuda del georradar de la UCA y drones especializados, ver con certeza la estructura bajo el suelo puertorrealeño, con un edificio de alrededor de 1.000 metros cuadrados que dataría del Siglo I (d.C.) de dos alturas, un patio y cuatro grandes naves divididas. Asimismo, junto a ellos también se encontrarían dos grandes zonas para la alfarería y otro edificio para actividades ganaderas o agrícolas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Para los trabajos de rastreo realizados sobre unas 12 hectáreas de esta finca, el grupo HUM240 Patrimonio Histórico de Andalucía en la Antigüedad de la UCA, ha utilizado técnicas no invasivas con el empleo de Georradar, Magnetómetros, Escáner 3D y GPS, para posteriormente realizar las microprospecciones.

Dichos trabajos han ido en consonancia también con la gestión de la implantación de una planta fotovoltaica en la zona, de la cual el Ayuntamiento de Puerto Real ha mediado en todo momento para la conservación de la zona histórica.

“Se han documentado dos alfares de época anteimperial. Con una estructura de hornos. Lo más significativo ha sido el edificio de casi 1.000 metros cuadrados”, señaló Lázaro Lagóstena a Radio Cádiz.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD