Un incendio afecta a la Barriada de Casines


Un incendio ha afectado a la tranquilidad durante este mediodía de Domingo en la Barriada de Casines. La zona de Puerto Real celebraba durante este fin de semana su tradicional velada de fiestas y actividades lúdicas, las cuales se han visto enturbiadas por un incendio entre la Calle José María Fernández y la Carretera de Circunvalación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Además, el viento de Levante que sopla desde este Sábado en nuestra localidad, con unas rachas que podrían alcanzar los 20 a 25 km/h (según la Agencia Estatal de Meteorología) han provocado que el humo se haya dispersado por toda la localidad.

Efectivos de la Policía Nacional y Bomberos han acudido al lugar del incendio, donde están controlando la zona que estaba llena de matorral y algunas palmeras. Además, decenas de vecinos armados con cubos de agua han colaborado en controlar el mismo.

Recordemos que la zona de Casines es una de las más afectadas por la falta de mantenimiento de sus jardines y zonas colindantes con la Carretera de Circunvalación y la vía férrea que transcurre por el municipio.

Más de 45.000 litros de agua

El Consorcio Provincial de Bomberos en la Bahía de Cádiz ha informado durante el final de la tarde de este domingo que el fuego tuvo “lugar en una isleta poblada de árboles y matorrales, en zona urbana con viviendas próximas”. Asimismo, el CPBC constataron que algunos vecinos abandonaron sus casas, mientras que otros tuvieron que se desalojados temporalmente y evacuados por la Policía Nacional.

Los efectivos del CPBC comenzaron interviniendo en un incendio de matorral en Calle Mujeres Libres, tras un avisó a la Sala de Emergencias del 085, que fue recibida a las 13:56 h. de este domingo por parte de un particular, quien alertó de un incendio de matorral con viviendas muy próximas.

En un primer momento, tras el aviso, acudieron efectivos del Parque de Tres Caminos, a los que se unió en apoyo, media hora después, dos efectivos más del parque de Cádiz, con una autobomba rural ligera y una nodriza. El viento y la proximidad de viviendas complicaron las labores de extinción.

En un principio el fuego se dividió en dos zonas, con algunos vecinos de la treintena de viviendas cercanas, abandonando sus casas y otros siendo desalojadas en colaboración con Policía Nacional.

Una vez extinguido el incendio, los servicios del Plan INFOCA acudieron para realizar labores de refresco en la zona siniestrada. Con unos 20.000 metros cuadrados de matorral afectados, para los cuales hicieron falta 45.000 litros de agua, además de la intervención de los vecinos de la zona.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Historia de Puerto Real: "Cien artículos"
Next La Plataforma Vec. de Casines sigue esperando el número de la Entidad Urbanística de Conservación

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.