María Teresa Quintana, una de las personas más queridas y admiradas dentro del mundo de la cultura en Puerto Real y quien recibiría próximamente el título de “Hija Adoptiva de Puerto Real 2019”, ha fallecido este lunes a los 81 años de edad.

María Teresa Quintana era una persona conocida por todos los puertorrealeños, debido a su vocación artística y cultural durante toda su vida en Puerto Real, a donde llegó cuando tenía tan solo dos años desde la localidad vecina de San Fernando.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Desde su juventud, “Maritere” Quintana estuvo ligada al mundo del deporte, como el baloncesto, gimnasia rítmica o balonmano, así como al cante y la cultura puertorrealeña, que es como ella realmente se sentía “de los pies a la cabeza”.

Maritere Quintana junto a su familia en el pasado pregón de Navidad.

Maritere Quintana junto a su familia en el pasado pregón de Navidad.

Polifacética, luchadora y trabajadora en todas sus facetas como educadora, creadora de grupos de baile y también, Maria Teresa Quintana participaba en todos los actos donde era convocada, siendo uno de sus últimos eventos como pregonera de la pasada Navidad.

Una de sus creaciones que, a día de hoy, siguen adelante es el coro “Semilla Rociera”, el cual fundó con sus cinco hijos y varios amigos, y con el que ha grabado varios discos y sigue actuando hasta la fecha.

Hija Adoptiva de Puerto Real

Las votaciones de los vecinos de Puerto Real le hicieron merecedora hace varias semanas del título de “Hija Adoptiva de Puerto Real 2019”. Un nombramiento que se va a ratificar el próximo jueves en un Pleno Extraordinario.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD