EQUO Puerto Real presentó un ruego en el pasado Pleno del mes de junio en el que solicitaba al Gobierno andalucista que se analizaran y se regularizaran conforme a ley la situación de algunos casos puntuales de personas que forman parte de la plantilla municipal y que cuentan con autorizaciones para ejercer actividades profesionales en el sector privado.

Además, es público y notorio que hay otros trabajadores del Ayuntamiento ejerciendo este tipo de actividades profesionales sin que desde EQUO se haya podido constatar la correspondiente autorización de compatibilidad por parte del Pleno de la Corporación, según establece la Ley 53/1984 de Incompatibilidades.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Iván Canca, portavoz del Grupo Municipal de EQUO, explica su posición en este asunto: “desde nuestro partido somos defensores del reparto del empleo, bajo este prisma nos parece contraproducente que haya personas con una doble actividad mientras tenemos unos tremendos índices de paro. Pero independientemente de este posicionamiento ideológico, asumimos que es legítimo que haya personas que quieran optar a un segundo trabajo, pero siempre y cuando estén dentro de las condiciones que marca la ley. Y aquí es donde tenemos nuestras reservas, ya que albergamos serias dudas de que en el Ayuntamiento se esté cumpliendo la legislación vigente al respecto.”

Según Canca “las situaciones de doble actividad no autorizadas suponen un caso flagrante de incumplimiento de la ley, como también lo supone autorizar compatibilidades a quienes perciban Complemento Específico superior al 30% de sus retribuciones básicas. En todo caso, si hubiera doble actividad habría que limitar el sueldo de la persona interesada de forma importante, condicionante que a día de hoy no se cumple y que de aplicarse supondría un significativo ahorro en las maltrechas arcas municipales. No hablamos de una “caza de brujas”, ni de reducción arbitraria de sueldos, como podría interpretarse. Hablamos de un simple cumplimiento de la ley para las personas que tienen dos trabajos.”

“Asímismo vemos necesario fiscalizar las afecciones de las segundas actividades en el cumplimiento del horario de los trabajadores y especialmente realizar un análisis riguroso de la inexistencia de conflictos de intereses por estar la actividad privada relacionada con las funciones que se desarrolle en el puesto que se ocupa en el Ayuntamiento.”

Canca enfatiza que “esta es una situación que viene de largo, heredada, pero ante ella el Gobierno Municipal no ha movido un dedo para resolverla. El enésimo ejemplo de que el “cambio” de Maribel Peinado no fue más que un cambio de cara.”

Ante esta situación desde EQUO Puerto Real se solicitó en el Pleno que se realice un informe por parte de la Secretaría General del Ayuntamiento y por el Jefe de Personal sobre el régimen jurídico de cada una de las compatibilidades autorizadas por el Pleno de la Corporación. También se pidió que se incoaran los oportunos expedientes para regularizar los casos de empleados municipales que estén ejerciendo una segunda actividad sin la correspondiente autorización de compatibilidad.

FUENTE: EQUO Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD