El Pleno de la Diputación de Cádiz ha aprobado, con los votos a favor de PSOE, PP, PA y Por Cádiz Sí se Puede, el voto en contra de Ganemos Jerez y la abstención de IU, una proposición de la presidenta de la Instituciónn Provincial, Irene García, en apoyo al sector naval.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En la proposición, el Pleno de la Diputación expresa su “total apoyo” a las factorías de Navantia de la provincia y a sus trabajadores, a los que considera, “además de un motor económico esencial de la provincia en la actualidad, como futuro recurso de primer nivel para incrementar la capacidad industrial y la generación de puesto de trabajo de calidad”.

Asimismo, se solicita “al Gobierno de España a que impulse, a través de la SEPI, la formulación del Plan Estratégico 2018-2022 de Navantia, incluyendo medidas que, a través de la llegada de nuevos contratos a la factoría gaditana, garanticen tanto el futuro del astillero como el mantenimiento de los puestos de trabajo”.

En este sentido, la proposición recuerda que “hace algunos días el Gobierno ha vuelto a garantizar el cumplimiento del contrato con Arabia Saudí para la construcción de las cinco corbetas”. No obstante, señala que es “de vital importancia” que Navantia apueste también por la construcción naval civil para generar carga de trabajo y garantizar la viabilidad de los astilleros de la provincia en el futuro”.

El mantenimiento de los puestos de trabajos y la necesidad de la contratación de un quinto petrolero de la clase Suezmax ha sido apuntados por el vicepresidente de la Diputación, Juan Carlos Ruiz Boix. “La apuesta por la construcción civil que se tiene en el astillero de Puerto Real, tiene que seguir para mantener esa carga de trabajo tan necesaria para preservar los miles de empleos que genera la construcción naval civil”, ha señalado.

En este sentido, añade que esta apuesta por la construcción naval civil es también una defensa del potencial básico de las factorías, en especial la de Puerto Real, conociendo además que la construcción del cuarto petrolero de la serie Suezmax para el Grupo Ibaizábal está previsto finalice en la primavera del próximo año, por lo que “se hace necesaria la ampliación de la construcción de un quinto barco de la serie para mantener la carga de trabajo en el astillero y los puestos de trabajo que la construcción de los buques genera”.

IU ha explicado la abstención de su voto en “una cuestión de formas”, ya que ha asegurado que está a favor del “fondo” de la moción, pero ha criticado que no pudiera debatir para “manifestar públicamente su postura y así poderla votar a favor”.

FUENTE: EP

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD