El calor vuelve a ser protagonista en Andalucía


La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), alerta por altas temperaturas en el sur peninsular y Canarias, y por tormentas en el norte de Aragón y Navarra.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Durante la jornada del lunes se mantuvo el calor intenso en el este, centro y sur de la Península, especialmente en Andalucía, donde se alcanzaron los 40ºC en amplias zonas.

Las altas temperaturas afectarán también al Archipiélago de Canarias, sobre todo, a las islas más orientales: zonas de medianías de Gran Canaria e interior de Fuerteventura y Lanzarote. Localmente, podrían incluso superarse los 40ºC.

Este martes, se espera que las temperaturas bajen en la Península, salvo en el sureste donde ascenderán, y sigan siendo muy altas en Canarias.

Es importante recordar también que permanece muy alto el riesgo de incendios forestales en gran parte de la Península, Baleares y Canarias, por lo que se recomienda extremar las precauciones en las actividades al aire libre y seguir siempre las recomendaciones de las autoridades.

Más de 80 atendidos en Cádiz

Los centros de la sanidad pública gaditana han atendido un total de 83 urgencias relacionadas con el calor y sus efectos desde que el 1 de junio se activó el Plan de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas. De éstas, registradas hasta el 2 de agosto, 49 han sido por golpes de calor, mientras que 34 corresponden a otras patologías relacionadas con las altas temperaturas.

Entre las 49 asistencias por golpes de calor, 38 se han producido en los servicios de atención primaria y 11 en las urgencias hospitalarias. En cuanto a las 34 atenciones a patologías relacionadas, 16 se han producido en atención primaria, 15 en hospitalaria y tres por los servicios de emergencias.

Por otra parte, se han contabilizado en la provincia tres alertas sanitarias (de un total de 86 en Andalucía) debido a las altas temperaturas, todas ellas correspondientes al nivel amarillo. Hay que recordar que estos niveles de alerta son de carácter sanitario y dependen de las previsiones de superación de temperaturas umbrales establecidas para cada provincia, de modo que el sistema se sitúa en alerta amarilla si los umbrales máximos y mínimos se van a superar durante los dos días siguientes; el nivel naranja cuando se van a sobrepasar en tres o cuatro días; y el nivel rojo, si las altas temperaturas van a mantenerse para cinco días o más.

El Plan de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas incluye una línea de información sobre esta predicción de las temperaturas en cada provincia, según los valores aportados diariamente por la Agencia Estatal de Meteorología. Esta información también se facilita a través de la ‘app’ Salud Responde, pudiendo sus usuarios consultar las previsiones de temperaturas para cada una de las provincias andaluzas y recibir notificaciones mediante el servicio de mensajería de la ‘app’ sobre cualquier cambio o activación en los niveles de alerta establecidos.

Seguimiento de pacientes vulnerables

Un total de 1.993 pacientes de la provincia están en seguimiento telefónico por la Consejería de Salud, una de las medidas más importantes del Plan que activa la Junta desde 2004 para prevenir y minimizar las consecuencias que el calor y las altas temperaturas puedan tener sobre la salud de la población, y especialmente la más vulnerable. Concretamente, el seguimiento permite identificar las situaciones y problemas del paciente e interconectar a las enfermeras gestoras de casos, enfermeras de familia y profesionales de Salud Responde, así como poner en marcha los mecanismos de control y actuación necesarios para minimizar los efectos de las altas temperaturas.

Son los profesionales de los centros de Atención Primaria los que hacen esta labor continua de identificación de pacientes con mayor riesgo o mayor vulnerabilidad ante el calor. Es el caso de mayores de 65 años y pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer alguna patología crónica de alta morbilidad (insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia, trastorno mental grave, insuficiencia renal, obesidad excesiva, hipertensión arterial o diabetes mellitus) o que tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos). A ello se suma en muchos casos que estas personas no disponen de condiciones de habitabilidad adecuadas en sus viviendas para protegerse del calor.

Junto al seguimiento telefónico que se realiza a través de Salud Responde, también se intensifican las visitas domiciliarias para monitorizar los signos y síntomas relacionados con el calor, y proporcionar consejos para evitar y controlar los efectos del aumento de las temperaturas. Estas visitas y el seguimiento de telecontinuidad se realizan también a pacientes tras su alta en los centros hospitalarios.

Asimismo, desde la Consejería de Salud se establece la coordinación necesaria entre las diversas instituciones y organismos implicados (servicios sociales, centros sanitarios, residencias, organizaciones de voluntariado, 112, etc.) para que el Plan alcance a toda la población vulnerable en Andalucía.

Recomendaciones en inglés y francés

La Consejería de Salud ha activado un apartado específico en su web para llevar las recomendaciones sanitarias a la población no hispano hablante, tanto a residentes como a turistas. De este modo, en el apartado habilitado ‘Verano 2017: Cuidados frente al calor’, se han traducido en inglés y el francés los principales consejos para evitar los efectos negativos de las altas temperaturas sobre la salud, como son los golpes de calor y otros problemas de salud.

Así, se recuerdan recomendaciones básicas que la población debe tener en cuenta ante la llegada del verano y las altas temperaturas, como son, principalmente, evitar la exposición durante las horas más fuertes de sol, salir con protección (tanto con ropas ligeras y de color claro, y sombreros como con protección solar), ventilar las estancias, bajar las persianas y cerrar las puertas durante las horas de temperaturas más elevadas, mantener un buen nivel de hidratación bebiendo mucha agua, conservar adecuadamente los alimentos, moderar los ejercicios que exijan mucho esfuerzo físico en las horas centrales del día, etc.

Asimismo, se han incluido recomendaciones en inglés y francés ante picaduras de insectos, de medusas y para prevenir accidentes asociados al verano, como son accidentes de tráfico, caídas, ahogamientos, lesiones medulares a causa de zambullidas, precauciones con los menores, etc. No se olvidan tampoco mensajes que alertan sobre el riesgo para la salud de tomar el sol de manera excesiva y en las horas más calurosas del día. Por último, da información sobre qué hacer ante estos incidentes y cómo usar los recursos de urgencias y emergencias.

Recomendaciones 

Ante altas temperaturas:

  • Limite la exposición al sol.
  • Manténgase en lugar bien ventilado.
  • Ingiera comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, como frutas y hortalizas.
  • Beba frecuentemente agua o líquidos.
  • Vístase con ropa de colores claros, cubriendo la mayor superficie de piel posible y la cabeza.
  • Evite ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día.
  • Interésese por las personas mayores y enfermas, y aquéllas que vivan solas o aisladas.

Para prevenir incendios forestales:

  • Preste especial atención a las normas de la Comunidad Autónoma sobre prevención de incendios y periodos autorizados para realizar quemas de rastrojos.
  • Evite arrojar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol. Las negligencias provocan gran parte de incendios forestales.
  • Se prohíbe encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos.
  • Acampe sólo en zonas autorizadas, puesto que éstas cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio y es más fácil la evacuación.
  • Si descubre el fuego en su inicio, avise al 112 inmediatamente.
  • En caso de verse sorprendido por un incendio, evite penetrar en el monte o bosque. Vaya siempre por zonas de gran visibilidad y libres de combustible.
  • En caso de emergencia por incendio forestal, atienda siempre las indicaciones de las autoridades competentes.
  • Tenga en cuenta que las altas temperaturas favorecen el riesgo de incendios forestales. Extreme las precauciones.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous EQUO apoya a los trabajadores de Ingrasa
Next Una quincena de animales rescatados por la Junta, puestos en libertad en Puerto Real

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.