Las instalaciones de la empresa Verlicoa, en Puerto Real, han sido el escenario de la clausura de una acción formativa dedicada a la especialidad de pintura y chorreo que han llevado a cabo diez personas desempleadas. Esta actividad encaminada a insertar en el mercado laboral a estos trabajadores comenzó el pasado noviembre y culmina ahora tras 600 horas de formación.

Este tipo de acciones formativas se encuentran dentro del Plan Estratégico para el Desarrollo Socioeconómico y Empresarial de la Diputación Provincial, en colaboración con la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC). Se trata de una formación a la carta, atendiendo a la demanda del mercado de trabajo que generan las pequeñas y medianas empresas gaditanas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las diputadas provinciales Ana Carrera –vicepresidenta del IEDT- y Elena Amaya, junto con Juan Núñez, en representación de la CEC, y el empresario Diego Chávez, han participado en la entrega de diplomas a los diez trabajadores, que ahora cuentan con una formación específica para incorporarse al mercado laboral en una especialidad que actualmente tiene demanda por parte de las empresas.

En esta acción formativa, la empresa Verlicoa ha actuado como colaboradora. Del total de horas del programa, 230 se han destinado a formación teórica y 370 a la formación práctica en la especialidad.

FUENTE: Diputación de Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD