Cristóbal Perdigones, Periodista de Puerto Real, nos envía su opinión a redaccion@puertorealhoy.es. ¿Y vosotros? ¿Opináis sobre Puerto Real?

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

No lo puedo evitar. Por más tiempo que pase y más acostumbrado esté “a lidiar” con ellos, no puedo evitar ver la política como el que ve un partido de tenis. Pelota va…Pelota viene…Da igual si es la nacional, la autonómica o la local, aunque éste último caso roza la ridiculez muy a menudo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La semana pasada se anunció el concierto de las plazas de Educación Infantil de primer ciclo para “El Camaleón”. Una buena noticia, qué duda cabe.

Pero aún no era oficial el anuncio y ya había comenzado la carrera para colocarse la medalla y apuntarse el tanto. Una maratón para ganarse la sonrisa de los vecinos de Casines. Eso, siempre y cuando a los padres de los pequeños alumnos no se les haya borrado de la cara, después de varios años de caminatas a otras escuelas mientras esta permanecía cerrada, o después de pagar la plaza en una guardería privada.

PUBLICIDAD

El Ayuntamiento habló de que era “una noticia muy importante” y a reglón seguido se aprovechó la ocasión para recordar que “si no empezó a funcionar antes, fue porque la Junta incumplió su compromiso”. Eso sí, ahora que si abrirá sus puertas será “gracias a la insistencia del Ayuntamiento que nunca ha abandonado el tema y estaba muy preocupado”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La Junta, por su parte, hace alarde de su “esfuerzo y compromiso con la educación pública” y anuncia con trompetas de gloria que ahora pone en marcha lo que anunció hace ya algunos años. (4, si hablamos de la guardería; 7, si hablamos del nuevo colegio). El PSOE corre para quitar galones a cualquier otro y hacen historia desde que los socialistas locales promovieron la firma del convenio, hasta su flamante anuncio.

Para completarlo, aparece el Partido Popular criticando que PA y PSOE se quieran apuntar un tanto cuando han incumplido, de forma reiterada, su compromiso con “El Camaleón”. Y aclaran que “el tanto es nuestro que lo hemos exigido muchas veces a la Consejería”.

Permítanme, pero no me parece serio. Mientras los políticos van cambiando o modificando su discurso cual camaleón (¿será un homenaje a la guardería?), dependiendo de la situación, un empresario mantiene cerrada unas instalaciones construidas con fondos públicos, mientras sigue pagando los 600.000 euros que invirtió para mejorar la escuela, tras firmar un convenio con el Ayuntamiento.

También, más de una veintena de personas esperan poder entrar a trabajar en el puesto para el que ya fueron seleccionados hace más de dos años. Por no hablar de los padres y alumnos que han pasado por su puerta cada mañana, para acudir a otra escuela más lejana o menos pública.

Si hay que apuntarse un tanto nos lo repartimos todos los ciudadanos de Puerto Real, que hemos pagado ese centro construido dinero de todos y hemos sufrido su espera.

Cristóbal Perdigones, Periodista

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD