El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha confiado en que la niña de 14 meses, que este lunes se precipitó al vacío desde un tercer piso en Puerto Real, evolucione favorablemente “lo antes posible”, al tiempo que ha pedido “prudencia” en torno a la investigación que se ha iniciado en relación a estos hechos “terribles”.

A preguntas de los periodistas en Jerez de la Frontera, Sanz ha comentado que las investigaciones están “bajo secreto”, destacando que “hay que esperar a que se esclarezcan” las circunstancias que rodearon el suceso.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Según ha apuntado, “parece que pudiera existir algún tipo de enfermedad por parte de la persona detenida” tras el suceso –tía de la niña–, si bien ha insistido en la necesidad de ser “prudente” y “esperar a que concluya la investigación y se determine por qué se produjo el arrojo al vacío de la niña”.

Sanz ha indicado que todavía no se ha desarrollado la instrucción judicial por estos hechos, con lo que la investigación está por el momento en manos de la Policía. Asimismo, ha confirmado que la detenida está en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Universitario de Puerto Real.

Finalmente, ha insistido en la necesidad de que culmine la investigación sobre estos hechos “terribles” y ha reiterado su deseo de que el estado de la menor “mejore lo antes posible”.

FUENTE: EP

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD