El Puerto Real CF celebró este lunes una Asamblea General Extaordinaria con varios puntos en el Orden del Día, aunque uno de ellos destacando por encima de todos: la presentación de una demanda a la EPSUVI para que cumpla con el convenio suscrito con el club en 2010, por el cual le adeuda la cantidad de nueve millones de euros.

Con la presencia de los abogados del club verdiblanco, Miguel Oviedo y Tomás Torres, la Asamblea comenzó con el Presidente de la Entidad, Antonio Bohórquez, afirmando que el club “no puede continuar así, en esta tesitura”.

En este sentido, Bohórquez dejó claras las buenas relaciones con el Ayuntamiento de Puerto Real, aunque insistía en la importancia de cumplir con los acuerdos suscritos en el convenio.

Acto seguido, Miguel Oviedo intervino para recordar que, en 2010, se interpuso ya una demanda para hacer valer el convenio de los 9,2 millones de euros que adeudaba la EPSUVI, y que, desde entonces, “hemos intentado llegar a acuerdos, aunque no han sido viables”.

PUBLICIDAD

Y es que la urgencia está presente en el Puerto Real CF, dado que el club tiene que hacer frente al primer pago de la deuda del Concurso de Acreedores. Una deuda total de 1,5 millones de euros aproximadamente y que tiene un plazo de pago de 5 años.

“Se ha sopesado mucho, pero no ha servido de nada”, insistía Oviedo en la decisión de presentar la demanda. “Queremos hacerla bien, porque en 2010 no se hizo y el Puerto Real CF acabó en el Concurso de Acreedores”, añadía.

Con las armas legales

“Tenemos que usar nuestras armas”, sostenía Tomás Torres. “Una cosa es tener buen feeling con el Ayuntamiento y otra que nos paguen. Es absolutamente necesario. Hay que obligar al Ayuntamiento a que reaccione”, proseguía.

Una demanda que fue “bienvenida” por parte de algunos socios que tomaron la palabra, y que propusieron algunas medidas cautelares en caso de que EPSUVI o Ayuntamiento de Puerto Real reaccionen frente a la demanda.

Los socios numerarios del Puerto Real CF aprobaron presentar la demanda en los próximos días de manera unánime, por lo que el Club Verdiblanco buscará nuevamente el pago de su deuda que arrastra ya desde hacer varios años.

A la espera de La Cantina

En la Asamblea también hubo hueco para otro de los contenciosos que el Puerto Real CF tiene abiertos. Y no es otro que la demanda de desahucio que tiene interpuesta a los actuales regentes de La Cantina del Sancho Dávila.

En este sentido, los socios, con Bohórquez a la cabeza, insistieron en que no quieren dejar a “tres familias en la calle” y que espera que haya una negociación de pago para sufragar el alquiler. Una sentencia que se espera desde hace un mes.