Después de conocer los datos de neumonía atípica registrados en el barrio y tras la reunión llevada a cabo con miembros de la autoridad portuaria a primeros de febrero, la Plataforma Vecinal Río San Pedro ha querido dar un paso más, informando mediante un escrito, tanto a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía, como a los responsables del Centro de Seguridad e Higiene en el Trabajo de Cádiz, sobre la necesidad de que efectúen un seguimiento de las medidas a tomar en el Bajo de la Cabezuela.

Lo que los vecinos pretenden es evitar que el polvo en suspensión, producido por las descargas y manipulación de graneles a cielo abierto, continúen afectando tanto a la barriada de la Paz, como a la del Río San Pedro.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En dicho escrito, entregado este mismo miércoles, los vecinos se hacen eco de un caso similar registrado en el Puerto de Alicante y que se ha saldado con la instalación de tolvas ecológicas y silos para evitar que las descargas se hicieran a cielo abierto, “tal como prohíbe la comunidad europea”.

Cabe destacar que, en este pasado año 2017, el Ayuntamiento alicantino impulsó una queja vecinal tras la proliferación de casos de afecciones pulmonares en los barrios cercanos al puerto en el que se efectuaban las descargas de coque, clinker y cemento (tal como se desarrollan en El Bajo de la Cabezuela). Tras varias reuniones, y aplicando la normativa europea junto al “principio de precaución”, los alicantinos han comprobado cómo su salud ha mejorado gracias al nuevo sistema de descarga sin necesidad de levantar polvo en suspensión.

“La idea de informar a estas administraciones es para que velen porque la normativa en Cádiz y Puerto Real se cumpla igual que en Alicante. No pedimos nada extraño, ya que el derecho a la salud está reflejado en la propia Constitución Española y confiamos en que las administraciones hagan su labor al respecto”, apuntan desde la Plataforma Vecinal.

En el escrito, la Plataforma Vecinal anuncia sus primeros contactos con vecinos de la Barriada de la Paz para informar sobre esta cruda problemática y se muestran cautos ante la próxima reunión prometida con la Autoridad Portuaria para el mes de mayo, en la que deben de existir avances sobre las medidas empleadas para evitar la suspensión de partículas al aire de la bahía.

“Aunque eso sí, sería un gran detalles por parte de los responsables portuarios que dicha reunión se llevara a cabo a pie de descarga (y no en un despacho) para comprobar <<in situ>> cómo se realiza el tratamiento de graneles”, apostillan los representantes vecinales, siempre abogando al “principio de precaución” como método principal de salubridad.

FUENTE: Plataforma Vecinal Río San Pedro

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD