El Plan Municipal de Vivienda y Suelo (PMVS), aprobado inicialmente el pasado verano, volverá al Pleno del próximo lunes, cuando se celebre la última sesión ordinaria del 2018. La moción será llevada a la Comisión Informativa de Urbanismo de este martes en el Ayuntamiento de Puerto Real, donde todos los grupos políticos oirán de la mano del Equipo de Gobierno el proyecto realizado por Autonomía Sur para el Consistorio.

En el mismo, que ha tenido un coste de 12.000€ para el Consistorio, se da detalle de las viviendas que hay en la localidad, además de un estudio pormenorizado del estilo de viviendas y número de personas que en ella viven. Además, por supuesto, del objeto principal de la elaboración, que no es otra que los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Puerto Real conozcan de primera mano el número de viviendas vacías del municipio, que asciende a un 15,1% de ellas del total de 15.078 viviendas registradas en 2011.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Dentro de las necesidades actuales de vivienda de Puerto Real, dicho PMVS destaca “la demanda manifiesta y la necesidad relacionada con aquellos colectivos que presentan mayores problemas de vulnerabilidad o exclusión residencial”. De hecho, según el Registro de Demandantes de Vivienda de Puerto Real, el número de inscripciones activas a 2018 es de 337, un 19,7% si comparamos con las 1.710 que había anteriormente y que en su mayoría caducaron.

En cuanto a las necesidades, son los jóvenes de menos de 35 años son los más necesitados con un 48,9% de demandantes; seguidos por la franja entre 35-50 años que son un 36,9%; y la población entre 50 y 65 años que suponen un 13,4%; dejando en un residual 3,6% las personas mayores de 65 años.

Plan de Actuación

Los Servicios Sociales de Puerto Real también han desarrollado un plan de actuación de emergencia dependiendo de los casos a atender. En dicha propuesta se clasifica en Alternativas de Urgencia (Personas residentes en Puerto Real con o sin menores a cargo. Necesidad sobrevenida y en situación de riesgo social), Alternativas a corto y medio plazo (Personas residentes en Puerto Real, en situación de riesgo social con dificultad para acceder a viviendas de alquiler en el mercado) y Alternativas definitivas (Personas con necesidades de vivienda en riesgo social, valoradas en los Servicios Sociales, mediante baremo. Tendrán prioridad las familias que estén en alojamientos temporales).

En cuanto a estos servicios y actuaciones, durante el 2017, los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Puerto Real ayudaron económicamente para el alquiler de vivienda a 107 personas y/o familias, mientras que a 19 personas y/o familias se atendieron en hoteles. De ahí, se insta a hacer “un seguimiento del parque público de viviendas existente en el municipio y nuevas viviendas de bajo coste” como recurso más necesario en estos momentos para la localidad.

Aunque si bien se encuentran con el problema que el número de viviendas dispuestas en alquiler en La Villa, ya que la escasa oferta de alquileres razonables y la nula garantía de pago “impiden formalizar un contrato de arrendamiento ante la negativa de los propietarios, incluso con ayudas económicas concedidas por parte de los Servicios Sociales”.

Un alquiler que, en su caso con opción a compra, sigue siendo en Puerto Real la alternativa más deseada por los demandantes de vivienda en Puerto Real, que suponen un 73,4%.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD