Delphi, donde “nadie sabe nada”


El Exgerente de Faffe señala que su función en la formación con ex de Delphi se limitó a la ejecución técnica. Los partidos de la oposición lamentan que, después de tres comparecientes de Faffe, “nadie supiera nada” sobre Delphi.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El exgerente de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) en Cádiz, Luis Marqués, ha afirmado este martes que su función en la formación de los extrabajadores de Delphi se limitó a la ejecución técnica, que las decisiones venían “por orden interna de la Faffe” y que él, como gerente, se limitaba “a ejecutar las órdenes que venían”.

Durante su comparecencia ante la comisión de investigación constituida en el Parlamento andaluz sobre el presunto fraude en la formación, Marqués ha señalado que en Cádiz “ejecutábamos la actividad pero las cuestiones legales se decidían desde la dirección de Sevilla”. “Todos los procedimientos siempre acababan en la dirección correspondiente que tenía capacidad para autorizarlo. Yo no tenía ningún poder para contraer obligaciones con terceros”, ha agregado.

Así, ha explicado que la decisión de cómo implementar el programa de formación para Delphi, que tenía cinco fases, se decidía en la comisión de seguimiento, que estaba formada por representantes de la Consejería de Empleo, de la de Innovación y de los agentes sociales que representaban al colectivo afectado.

De su lado, los partidos de la oposición han criticado que, después de que hayan comparecido tres miembros de la Faffe en la comisión –ayer lo hicieron el ex director general, Fernando Villén Rueda, y el ex director de Organización y Sistemas, Joaquín Morales–, “nadie sabe nada” sobre la formación de los extrabajadores de Delphi.

De hecho, la representante del PP-A en la comisión, Teresa Ruiz-Sillero, ha anunciado que pedirán que asistan más representantes de la extinta fundación a comparecer en el órgano parlamentario.

La mayoría de las preguntas de todos los grupos se han centrado en la formación que recibieron los extrabajadores de Delphi. Al respecto, Marqués ha explicado que desde Cádiz “nos encargamos de su ejecución técnica” y que en su elaboración “participa toda la Fundación organizada en Sevilla en sus áreas transversales”, de manera que “el tema subvencional se lleva desde la dirección correspondiente en Sevilla”.

“Las órdenes se recibían por conducto interno de la Faffe y mi papel era eminentemente técnico, no trate con ningún órgano gestor”, ha reiterado en varios momentos de su comparecencia.

En todo momento, como ha sostenido Marqués, el objetivo de Faffe era formar a estos desempleados en vista a las empresas que se preveía que iban a instalarse en la Bahía de Cádiz, para que “ninguna empresa que se instalara en la Bahía pudiera rechazar a un trabajador de Delphi por no estar suficiente formado”. “Ese era nuestro objetivo, la formación, no participábamos en otra situación en torno al colectivo”, ha apostillado.

No obstante, Marqués ha incidido “no hay una relación directa entre la formación y la inserción, la formación es una condición necesaria pero no suficiente”, pues depende del estado del mercado laboral. Ha indicado que el colectivo al que se prestó formación por Delphi era “numéricamente muy importante”, un total de 1.800 extrabajadores, que se dividieron en 130 grupos de formación.

Con todo, el compareciente ha asegurado que todos los cursos que debía realizar la Faffe se llevaron a efecto y que eran sometidos a un sistema de calidad, en los que pasaban un test y distintos controles, “y en Delphi también se hizo”. Es más, ha destacado que de todos los test analizados, “el resultado estaba siempre por encima de ocho sobre diez”.

“Materiales audiovisuales didácticos”

Entretanto, Marqués ha aseverado que “en la Faffe no se proyecto cine”, si bien ha justificado que extrabajadores de Delphi recibieron en la formación recursos audiovisuales “como herramienta didáctica”, “lo que la Fundación autorizó fue usar medios didácticos siempre con objetivos didácticos, haciendo un uso correcto”. Ha indicado que “nunca se llegó a comprobar” que se proyectaran películas en horas de formación, y que una vez tuvieron conocimiento de las noticias en la prensa, se abrió un proceso de investigación interna y para usar los medios audiovisuales, los profesores debían justificar su uso.

También respecto a las visitas a empresas, Marqués ha explicado que estaban enmarcadas en el proceso formativo, y que se visitó tanto Cepsa como una bodega en tanto que “el proceso de vinificación no deja de ser un proceso químico”. Ha defendido que era una visita “absolutamente didáctica” y que no se hacían visitan sin ese fin.

Asimismo, a preguntas de la parlamentaria de Ciudadanos, Marta Bosquet, el exgerente de Faffe ha dicho desconocer las cantidades que fueron destinadas a la formación en Cádiz y ha asegurado que ningún trabajador de Delphi se recolocó en la Fundación.

Por Podemos, Juan Ignacio Moreno Yagüe se ha interesado por la plantilla y por los motivos del cierre de la Fundación “en mitad de una programación”, a lo que Marqués ha indicado que la plantilla era recogida en las memorias anuales de la empresa y que rondaba unas 200 personas aunque dependía de la actividad que se ejecutaba en cada momento; mientras que ha dicho desconocer los motivos del cese de la actividad, “dijeron que el 3 de mayo del 2011 pasamos a SAE y tres meses después me despiden”.

Sobre su relación con el exconsejero Ángel Ojeda, a preguntas de la diputada del PP-A Teresa Ruiz-Sillero, Marqués ha señalado que fue cuando Faffe “empezó a dejar Delphi, vino con su equipo a preguntar cómo nos habíamos organizado, y los locales que íbamos dejando, en algún caso, los fue alquilando él”.

La oposición critica la falta de información sobre Delphi

Entretanto, y ante las declaraciones vertidas por tres miembros de Faffe en la comisión, la parlamentaria de IULV-CA Elena Cortés ha tildado de “increíble” que “pasen por aquí máximos responsables de la Faffe y nadie supiera nada de Delphi”, y que “el máximo responsable y el segundo nos remitieron al exgerente en Cádiz, y usted remite a Sevilla”. “Parece que los más de 50.000 millones de pesetas destinados a Faffe para la formación no sabemos cuál era el objetivo porque no era el empleo, no sabemos si era tener entretenida a la gente, mover dinero o que alguien hiciera negocio con la formación”.

También en la misma línea se ha pronunciado la representante de C’s, quien ha lamentado que las cuestiones relativas a Delphi “no terminan de resolverse”, a lo que se ha sumado el parlamentario de Podemos, quien ha censurado que “los comparecientes de ayer dijeron que no sabían nada, que todo pasaba por la Gerencia de Cádiz, pero ahora dice que solo se dedicaban a la preparación de la formación, que todo pasaba por Sevilla”. El PP-A pedirá que asistan más representantes de la extinta fundación al órgano parlamentario.

De su lado, el parlamentario del PSOE-A Rodrigo Sánchez Haro ha incidido en que “Delphi era un plan de empleo, no de formación” y ha criticado que se intente “extralimitar” el objeto de la comisión. Además, ha señalado que “Delphi ya fue investigado en el Parlamento, en la comisión sobre las ayudas sociolaborales” y ha reprochado si “¿pretendemos repetir comisiones pasadas porque con esta no suficiente?”.

FUENTE: EP

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous El Consistorio urge a la Junta a invertir en la Estación Depuradora
Next La Comisión de Industria aprueba por mayoría el Plan de Inversiones para Navantia

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.