Los alumnos de la Escuela de Educación Infantil “El Marquesado” siguen pasando un calvario para asistir a clases. Tras hacer público el estado en el que se encontraba el centro meses atrás, ahora es el transporte escolar el que no atiende a las necesidades de cerca de una decena de familias que usan este servicio.

Tanto es así, que este Martes, 9 de Enero, se reanudaban las clases y, con ello, el servicio de transporte. Las clases se reanudaron con normalidad, aunque no el autobús que se encarga de llevar a los menores hasta la puerta del centro, que, según testigos “ha llegado una hora tarde”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Esta no es la primera vez que el transporte escolar llega tarde para los pequeños del EEI “El Marquesado”, ya que casi una decena de padres firmaron un documento el pasado mes de Noviembre quejándose del servicio prestado por la empresa extremeña de transportes AULA, que, por entonces, ya no estaba “cumpliendo con los horarios establecidos para la recogida de los alumnos/as, llegando tarde habitualmente tanto a la parada como al colegio”.

Asimismo, los padres también mostraron al Director del centro que la puerta de dicho autobús no estaba funcionando correctamente, por lo que podría provocar un peligro para los niños y niñas que en él se desplazan a diario.

Ante esto, los familiares de los alumnos pidieron que “se cumplan con los horarios, arreglen la puerta de manera inmediata o, en caso contrario, se cambie de vehículo. Y si no fuera posible lo anterior expuesto, se cambie de empresa de transporte escolar”. Por si fuera poco, el centro también carece de Conserje, siendo la Policía Local la encargada de abrir y cerrar el centro.

“Mi hijo no iría en ese autobús”

Puerto Real Hoy ha ido más allá y ha contactado con Lola Vázquez, monitora encargada del desplazamiento de los alumnos a la Escuela Infantil “El Marquesado”. “La empresa es un desastre total”, comentó de inicio.

“Todos los trabajadores no son responsables ni puntuales, todos los días venían con problemas. El chófer ha llegado una hora tarde hoy -por este martes-, y los he tenido que llevar a la escuela en mi coche. Y yo ya he dicho que lo voy a dejar”, señaló.

Vázquez explica que es el centro el que tiene que hacer fuerza, lo más probable ante la Junta de Andalucía, para que cambie de compañía que efectúa el servicio. “Si fuera mi hijo, no iría en ese autobús”, sentencia la monitora.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD