Último día de declaraciones por parte de los distintos testigos e imputados en el Caso de los Aceites Usados de Cocina. En este caso, acudieron la representante legal de BioUniversal SL, y dos de los Secretarios del Ayuntamiento de Puerto Real. Además, se ha podido saber que BioUniversal carecía de los permisos de recogida de residuos cuando firmó el convenio con el Ayuntamiento de Puerto Real. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Este martes, 16 de Diciembre, era el último día de declaraciones del Caso de los Aceites Usados de Cocina denunciado el pasado verano por la Asociación Nacional de Gestores de Residuos de Aceite y Grasas Comestibles (Geregras). Un día donde la magistrada que instruye este caso volvió a citar a la representante legal de BioUniversal SL, María Alonso de Caso.

En los últimos días, hemos podido conocer por un medio de comunicación nacional, a quién pertenece BioUniversal SL. “En el registro mercantil consta que está administrada por María Alonso de Caso y el compositor cofrade Manuel Marvizón, director musical del locutor Carlos Herrera y miembro del consejo de la SGAE en Andalucía. La primera es la apoderada de José Antonio Sáenz, hombre clave en casi todas las recalificaciones urbanísticas de los años 90 gracias a la financiación de la cúpula de la caja de ahorros El Monte; ex administrador de Giralda TV, antiguo socio de Puerto Triana y dueño de Agua de Sevilla y de la Hacienda La Boticaria. Sáenz ha estado un tiempo ausente. Ahora renace como inventor: según el registro de patentes es él quien ha diseñado el depósito de aceite que es la base de un negocio que tendría algún riesgo empresarial si dependiera de la libre concurrencia”, cita en su edición digital El Mundo.

Durante la comparecencia, Alonso de Caso declaró con varias evasivas, según ha podido saber Puerto Real Hoy, negando que hubiera habido negociaciones con el Ayuntamiento de Puerto Real, ya que solo se limitaban a firmar lo que les daban. La representante legal de BioUniversal SL, sin embargo, sí afirmó participar en una reunión previa a la firma de la adenda con José María Córdoba, técnico municipal del Ayuntamiento de Puerto Real, también imputado en el caso.

Una declaración de la que tampoco se ha podido saber mucho más, ya que la noticia importante, y que podría dar un giro al caso, es la posible falta de permisos de BioUniversal SL a la hora de firmar el convenio. El convenio entre BioUniversal SL y el Ayuntamiento de Puerto Real data de Febrero de 2012, pero, pese a ello, la empresa aún no tenía el permiso pertinente para poder almacenar y tratar el aceite usado, algo que consiguió con fecha de 14 de Mayo de 2012. Es decir, BioUniversal SL “no tenía autorización ambiental unificada que acreditara capacidad para almacenar y valorizar en la instalación industrial los aceites usados de cocina”, aseguró una fuente del caso a Puerto Real Hoy.

Por otro lado, tras la firma del convenio y de la adenda -que data de Septiembre de 2012- la empresa “obtuvo una resolución relativa a la Autorización Ambiental Unificada para un proyecto de Planta de Reciclado de Aceite Vegetal en Cádiz”, fechada el 15 de Mayo de 2013.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD