Se adoptó el nivel de protección 2 en todas las instalaciones portuarias para comprobar la idoneidad de las medias contempladas en los planes de protección.

Personal de la Policía Portuaria, coordinado por la División de Control, Vigilancia y Protección de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz y efectivos de diversas unidades de la Guardia Civil, coordinados por la Compañía Fiscal de Cádiz, han participado esta semana en un ejercicio sobre un supuesto incremento en el nivel de protección de las instalaciones portuarias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Como se sabe, desde que el 1 de julio de 2004 entró en vigor el Código Internacional de Protección de los Buques y las Instalaciones Portuarias (PBIP), todas las instalaciones portuarias que prestan servicios a buques de tráfico internacional de pasaje, de carga (igual o superior a 500 GT) y a unidades móviles de perforación en mar adentro están obligados a poner en práctica un conjunto de actuaciones de protección en sus dependencias.

Por este motivo, el simulacro se desarrolló tanto en espacios gestionados por la propia APBC como en zonas concesionadas, de tal forma que junto a las dársenas de Cádiz, Zona Franca, La Cabezuela-Puerto Real y los fondeaderos y accesos desde el mar, se implicó en el ejercicio a los astilleros de Navantia en Cádiz y Puerto Real, la Terminal de Contenedores (CONCASA), la Terminal de Cruceros, la Terminal de Carga Rodada de Canarias, la planta de Dragados Off-Shore y los depósitos de graneles líquidos de Interpec Iberica y Puma Energía España en Cabezuela.

El Puerto de la Bahía de Cádiz dispone, de hecho, de un plan de protección para cada instalación portuaria que contempla distintas actuaciones según sea el nivel de protección en el que se encuentre.

El Código PBIP establece la existencia de 3 niveles de protección que van de la máxima alerta, que es el nivel 3; a la mínima, que se corresponde con el nivel 1. Hasta el momento el Puerto de la Bahía de Cádiz se ha mantenido de forma permanente en nivel 1 al no considerar el Ministerio del Interior, que es el organismo encargado de determinar el nivel de protección en el que deben operar las instalaciones portuarias, la necesidad de incrementarlo.

El ejercicio realizado por la Policía Portuaria y Guardia Civil simuló medidas a desarrollar en el hipotético caso de que se pasara del nivel 1 al 2. El simulacro comenzó con una comunicación de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior al Centro de Control Portuario ordenando la adopción del nivel de protección 2 para todas las instalaciones del Puerto de la Bahía de Cádiz. A partir de ese momento se puso en marcha el protocolo de comunicaciones a las diversas instalaciones para informarles del cambio de nivel y se continuó adoptando las medidas organizativas y los procedimientos de control y vigilancia establecidos para dicho estado.

Asimismo, se integraron en el ejercicio todos los buques que se encontraban atracados o fondeados en las distintas instalaciones portuarias y que, en cumplimiento de lo que establece el código PBIP, también disponen de un plan de protección específico y deben adoptar el mismo nivel de protección que la instalación en la que se encuentran.

Este ejercicio, incluido dentro del Código PBIP, ha permitido obtener conclusiones acerca de las medidas de coordinación entre las distintas entidades implicadas, así como estar más preparados ante una posible situación real de este tipo.

FUENTE: APBC

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD