Antonio Romero ha destacado tres asuntos “de marcado carácter social” que se abordarán en el Pleno de mañana: el Pacto por el Agua, el rechazo al Tratado Transatlático de Comercio e Inversiones y el apoyo a los refugiados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El alcalde de la ciudad, Antonio Romero, ha querido destacar, entre los asuntos que van a abordarse mañana en el Pleno Ordinario convocado a las 17:00 horas, varios temas presentados por los grupos del gobierno municipal que tienen un marcado carácter social. Para Romero, con ellos se establece una “clara diferencia” de los intereses que mueven a las personas que componen el ejecutivo, que no es otro que “cambiar para mejorar la vida de las personas”.

Para el máximo regidor local, resulta “esencial” la adhesión de Puerto Real al Pacto por el Agua, en el punto nº 17 del orden del día, por cuanto es un servicio indefectible para las personas independientemente de su capacidad económica. “El acceso al agua es un derecho, y debemos garantizarlo desde el Ayuntamiento. De esta forma se establece que se asegurará una dotación mínima (entre 60 y 100 litros por persona y día), incluso en caso de impago.”

Del mismo modo, adherirse al Pacto del Agua supone también impedir que en la gestión de este derecho entren en juego los intereses de la empresa privada, que están presionando a los ayuntamientos con cantidades económicas para hacerse con el control de este bien, dejando este recurso a merced del incremento constante del precio, la pérdida de la capacidad de control financiero y técnico del servicio, los obstáculos medioambientales y los escandalosos márgenes de ganancias.

Otro de los pilares en los radica la importancia de que Puerto Real se adhiera al Pacto es que el agua puede y debe ser un generador de empleos de calidad, seguros y estables. “Los trabajadores, al igual que todos los ciudadanos, deben tener asegurada la participación en el funcionamiento, la gestión y la formulación de políticas del servicio”, apunta Antonio Romero.

El punto 18 del orden del día tiene por objeto rechazar el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que la Unión Europea está negociando con EEUU, con escasa transparencia, y que constituirá el fin de la autonomía de los estados miembros. A grandes rasgos, es un amplio acuerdo de liberalización de comercio e inversiones, que representa un serio peligro para la democracia y la debida protección de los derechos en materia de sanidad y educación, del medioambiente,  derechos digitales o como consumidores, anteponiendo el interés comercial de los inversores y empresas transnacionales al interés general.

A nivel público, de salir adelante este Tratado El TTIP, podría producirse la  liberalización total de los servicios públicos, pudiendo quedar en manos de grandes corporaciones, lo que pone en peligro el funcionamiento de todos los servicios públicos y de las compras públicas, y comprometiendo la facultad de los representantes elegidos para administrar los municipios, comunidades autónomas o estados. “Incluso pueden llevar a un Ayuntamiento ante un tribunal privado si considera la empresa que se está afectando sus intereses, y eso nos afecta a todos y de forma muy directa”.

Por último, el alcalde ha querido resaltar la necesidad de aprobar, en el apartado de urgencias, el apoyo expreso del Ayuntamiento al manifiesto emitido por Círculos de Silencio Puerto Real en defensa de los millones de personas que se ven obligados a emigrar de su país huyendo del hambre y de una muerte segura.

En la actual tragedia de sirios, eritreos, afganos, somalíes y de otros países, lo que se conoce como “la peor crisis desde la II Guerra Mundial”, Europa está incumpliendo el derecho comunitario. Los gobiernos están traicionando los principios que asumió la Unión Europea desde su creación, en vez de aplicar medidas que permitan a los potenciales refugiados llegar a Europa sin recurrir a los traficantes.

“Puerto Real debe demostrar una vez más su decencia y solidaridad en estos tres asuntos, con el fin de seguir evolucionando en su defensa de los derechos de las personas cualquiera que sea su estatus”, concluye Romero.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD