Los alcaldes de Cádiz y Puerto Real, José María González y Antonio Romero y candidatos de Podemos San Fernando, Chiclana y Adelante El Puerto, Ernesto Díaz, y Elena Coronil y Alexandra Orgaz respectivamente han presentado esta mañana ‘Horizonte Bahía. Transición a un empleo ecosocial’, un estudio del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, Autonomía Sur y sociedad civil de la Bahía, que plantea estrategias de ampliación y diversificación de la actividad productiva en la Bahía de Cádiz.

Como recordó el alcalde de Cádiz, “desde que entramos en las instituciones hace cuatro años hemos defendido que nuestra Bahía no puede seguir condenada al paro estructural que se remonta a varias décadas atrás, justo cuando el gobierno del PSOE llevó a cabo la reconversión industrial que dejó tiritando a esta comarca y a nuestros trabajadores, y más tarde, con las políticas del PP y sus promesas de carga de trabajo”. Por eso, “desde el primer momento nos pusimos manos a la obra en la búsqueda de soluciones sabiendo que el futuro de nuestra industria pasa por afrontar determinados retos del siglo XXI, como son el desarrollo de las energías renovables y el trabajo digno, estable y respetuoso con el medio ambiente, desestacionalizando la actividad en nuestra Bahía”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tras referenciar que esta no es la primera propuesta, como las 123 que entregó en mano a la ministra de Transición Energética, González Santos dejó claro que el objetivo de este estudio no es otro que “crear empleo, generar puestos de trabajo dignos, verdes y estables y generar carga de trabajo que, además no dependan de las migajas puntuales a las que nos tienen acostumbrados los gobiernos de turno”.

El estudio va orientado además a la reducción de la subcontratación y apuesta por una mayor estabilidad de los trabajadores y trabajadoras de la industria auxiliar de la Bahía, porque “los astilleros de la Bahía no pueden seguir dependiendo de los vaivenes políticos de los partidos que se van alternando en el Gobierno, no pueden depender de la desplanificación de la SEPI, ni de una carga de trabajo puntual, de esos famosos picos de sierra a los que estamos acostumbrados en esta tierra”.

Antonio Romero, por su parte, destacó además el carácter de Bahía que tiene el informe que incide en las potencialidades de los tres astilleros y las relaciones de colaboración que se deben dar entre ellos. Como medidas alternativas, Romero desgranó dos de las cinco claves que se recogen en el estudio: la construcción de cruceros y el desarrollo de la energía eólica marina. Dos actividades que “exigen una fuerte inversión de los planes industriales y partidas presupuestarias en los PGE que la acompañen pero que luego se traducen en puestos de trabajo”.

En este sentido, explicó el estudio refleja el desarrollo de esta industria de cruceros que en 2017 supuso la construcción a nivel mundial de 13 barcos con una inversión de más de 5.800 millones de euros. Así las cosas, “cada crucero tiene un valor aproximado de 500 millones de euros y se generarían anualmente en nuestra Bahía 7.000 puestos de empleo directos y 18.000 indirectos”.  Romero insistió en la posibilidades de los tres astilleros que “reúnen condiciones idóneas para este desempeño”.

En cuanto al sector de la energía eólica marina, Romero recordó la necesidad de desarrollar este tipo de energía por el cambio climático, el agotamiento de los recursos fósiles y, sobre todo, por las potencialidades que genera esta zona no solamente para la construcción, sino también para la explotación de esta energía. Según estudios del propio clúster marítimo naval, se habla de más de 10.000 puestos de trabajo sólo con la construcción que en los próximos años será obligatoria teniendo en cuenta el desarrollo de nuevas  plantas en Europa que generen 25 megawatios, y que actualmente se están haciendo en el Mar del Norte. “Nosotros tenemos más posibilidades incluso” insistió.

Para Romero, “está claro que la diversificación de la actividad es algo que llevamos años demandando y que depende de otras administraciones pero desde los ayuntamientos de la Bahía no vamos a parar de exigir que devuelvan esa deuda histórica con esta tierra”.

Por su parte, el alcaldable de Podemos San Fernando, Ernesto Díaz, explicó las otras dos claves que presenta este estudio para la diversificación de la actividad en la Bahía. Previamente, destacó la “importancia política” de esta propuesta para San Fernando, con más de 12.000 desempleados y con graves dificultades para encontrar un modelo económico propio y muy dependiente de la actividad militar.

Por eso, una de las alternativas reales que recoge el estudio es el reciclaje de buques, en este caso, para el astillero de San Fernando. Díaz recordó que esta es una parte completamente imprescindible del proceso vital de los barcos y que, a día de hoy, el 80% de esta actividad se realiza en Asia, sin criterios sociales ni medioambientales. Es por ello, “si nosotros pudiéramos realizar esta actividad no sólo supondría la generación de puestos de trabajo sino seríamos mucho más rigurosos y ambiciosos en términos ecológicos”. Destacó además que es una actividad que genera en el mundo mil millones de dólares, por lo que “no sólo es viable, sino también muy rentable económicamente”. El dirigente isleño referenció además que Europa ha dejado abierta a los astilleros españoles a la realización de esta actividad

En cuanto a la generación de empleo en términos absolutos, supondrían 500 directos y más de 2.000 indirectos, “cifras menores pero nada desdeñables”, expresó Díaz que lamentó que esta actividad fue rechazada en el pasado y “al final el reciclaje del Príncipe de Asturias se hizo en Turquía”.

La cuarta clave que recoge el estudio es la fabricación naval en fibra de vidrio que reduce costes, aumenta la resistencia de los cascos de los barcos y resulta más ecológica. Díaz destacó la especialización que requiere este tipo de construcción y que ambas son dos alternativas viables a la construcción militar y que genera más y mejor empleo que la industria militar.

Por su parte, desde El Puerto, Alexandra Orgaz, manifestó su “orgullo” porque este proyecto vea la luz. “Cuando decíamos que veníamos a cambiar la vida de la gente no era un eslogan político, no era una frase hecha era una realidad que hoy por fin se ha materializado. Desde El Puerto estamos muy orgullosas porque a pesar de qe no tenemos industria, sí tenemos muchos trabajadores y trabajadoras que tienen que sufrir la estacionalidad de este trabajo”. Para Orgaz “este es el primer paso para una Bahía más digna y más coherente con los derechos humanos”. En la misma línea, se expresó Elena Coronil, desde Chiclana.

El estudio, que ya cuenta con el respaldo de sindicatos, plantillas y colectivos profesionales, será presentando a colectivos sociales puesto que es un plan estratégico para todas las formaciones moradas de la Bahía.

En este sentido, González Santos recordó que sólo los candidatos y candidatas de Podemos y sus confluencias son los que están hablando en clave Bahía durante toda la campaña, “porque el fin de nuestra situación pasa por la búsqueda de soluciones conjuntas y por un futuro común para la Bahía de Cádiz”.

Además, “frente a las promesas electorales, lo que hemos hecho hoy es poner encima de la mesa soluciones, hechos, una hoja de ruta a seguir frente a la falta de planificación de la Bahía de Cádiz y del sector naval en particular”. Hemos estado gobernando durante 40 años por políticos y técnicos que no han planificado el futuro de esta Bahía y que han dejado en manos de otros estamentos el futuro de miles de personas y es la primera vez que se pone una hoja de ruta a seguir”.

Por eso, cuando pase la campaña, “vamos a redoblar los esfuerzos para hacer llegar estas propuestas donde haga falta. Y si no son admitidas por el PP en la Junta o el PSOE en el Gobierno, tendrán que explicar por qué. Les hemos hecho el trabajo y esperamos que como mínimo lo ejecuten”.

FUENTE: Podemos Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD