El teniente de alcaldesa delegado del Área de Cultura, Manuel Izco, ha dado hoy a conocer una iniciativa municipal que se incorpora a las numerosas propuestas que, durante el verano de 2014, se están llevando a cabo en distintos puntos de la ciudad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Uno de los días de la semana en el que no contábamos con actividad fija, el martes, va a verse en lo que queda de agosto ocupado por una de las tradiciones más propias del verano, como es el cine al aire libre”, ha anunciado Izco. “Además, hacemos un guiño a la historia de nuestro pueblo ubicándola en la Plaza de Jesús, emplazamiento donde se proyectó cine por primera vez a finales del siglo XIX y principios del XX.”

No cabe duda que su céntrica localización y el resguardo a las inclemencias climáticas que pudieran producirse ha pesado también a la hora de la elección del lugar de proyección, “aunque si por algún motivo hubiera de suspenderse no habría ninguna dificultad por aplazar la cita a días posteriores”, ha aclarado.

En relación con los títulos que podrán disfrutarse, la primera de las películas será The Croods, una cinta de animación y aventuras para toda la familia, el 12 de agosto; el ciclo seguirá el día 19, con el drama 12 años de esclavitud, para terminar con la película de aventuras La vida de Pi. “Todas ellas són éxitos recientes de taquilla, de carácter comercial y contrastada calidad, de modo que pueda agradar al mayor número de público posible”. Todas ellas comenzarán a las 21:30 horas, “ya que a esas alturas del mes ya el día ha caído y habrá oscuridad suficiente”.

La calidad técnica también será buena,“pues para esta iniciativa hemos contado con la colaboración de la empresa puertorrealeña LK Sound, que aportará el material de sonido necesario y una pantalla de 4 x 3 metros”.

La Plaza de Jesús se llenará de sillas, aunque Manuel Izco no ha descartado que todas estén ocupadas de público: “es una alegría comprobar cómo, en casi todos los eventos programados este verano, las sillas con que cuenta el Ayuntamiento –alrededor de 150 en el caso del cine- se quedan cortas, por lo que aconsejamos que los vecinos que vivan cerca continúen la tradición de sacar sus propias sillas y colocarse cerca de la pantalla”.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD