La bióloga y directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, pronunció en la tarde del martes la conferencia inaugural, titulada La ciencia reta al envejecimiento, de los 69º Cursos de Verano de la UCA que se desarrollarán en Cádiz hasta el 14 de julio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En su intervención inicial, la vicerrectora de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios de la UCA agradeció a todo el personal de Extensión Cultural, patrocinadores y colaboradores hacer realidad “de nuevo el magnífico relato colectivo de los Cursos de Verano de Cádiz” y a María Blasco por “aceptar a la primera la invitación” para pronunciar la conferencia inaugural.

A continuación, Teresa García señaló que “el primero de todos los recursos es la inversión en capital humano: en formarlo y en retenerlo. La atracción y retención del talento científico es fundamental para la solidez de nuestro sistema nacional de ciencia”. En este contexto, resaltó, “la experiencia de vida de María Blasco es todo un ejemplo” de cómo la ciencia sirve “para mejorar el progreso y el bienestar de las personas”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Para ello, concluyó, “resulta necesario garantizar una triple financiación para contar con los mejores científicos, disfrutar de presupuestos para el desarrollo de proyectos y disponer de infraestructuras científicas avanzadas”.

En su conferencia sobre La ciencia reta al envejecimiento, María Blasco hizo un recorrido por las investigaciones llevadas a cabo por su grupo de investigación y a lo largo de su eminente trayectoria científica en el campo de los telómeros y la telaromasa. En este sentido, reconoció que, tras haberse resuelto la incidencia de las enfermedades infecciosas con terapias y fármacos como los antibióticos, “el reto científico es ahora la investigación de enfermedades como el cáncer, el infarto o las neurodegenerativas” para, gracias a la investigación, “determinar cuál es su causa común, que ya no es un virus o una bacteria”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Ante este nuevo escenario, las investigaciones desarrolladas por Blasco coinciden en que “el origen molecular común es el envejecimiento”, por lo que, “si lo entendemos y detectamos antes de que sea demasiado tarde” la ciencia básica será capaz de encontrar, como está ocurriendo en estos momentos en la experimentación con ratones, respuestas para “determinar las causas del envejecimiento”.

Entre ellas, avanzó, la más significativa es “el acortamiento de los telómeros” (extremos de las células) que se achican cada vez que las células se dividen y reproducen y, “cuando son muy cortos, hace que las células envejezcan”. En consecuencia, “los telómeros acortados desencadenan las enfermedades”. El desafío científico que tenemos por delante es “el mantenimiento de los telómeros para frenar el envejecimiento y retrasar las patologías”. Para ello, un cauce válido puede ser el desarrollo de “estrategias terapéuticas para alterar la telomerasa”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La 69º edición oferta 18 seminarios, de 25 horas de duración cada uno, que tratarán sobre una temática plural y especializada como la historia local, los museos, la alimentación, la economía, la inmigración, la energía, el transporte marítimo, el empoderamiento, la política internacional, la gobernanza pública o el mindfulness, entre otros; y 6 talleres de danza y teatro.

Los primeros cuatro cursos, que comenzaron ayer, son: Influencia del transporte marítimo y la actividad del puerto sobre la salud humana, coordinado por los profesores de Máquinas y Motores Térmicos de la UCA, Cristina Vanesa Durán y Juan Moreno, El sueño de la razón + la razón del sueño = ciudad, dirigido por los docentes José Ramón Barros y María del Castillo García, Innovación avanzada: las inversoras “business angels” en la vida emprendedora. Negocio y passion, con la dirección de los profesores Luis López y Lucía Benítez, y Los drones: una tecnología remota al servicio de una sociedad más eficiente, realizado por el profesor y jefe de Mantenimiento del servicio de Drones de la UCA, Juan Antonio López.

La semana finalizará con cuatro seminarios más, desde el viernes 5, sobre Miradas ecofeministas, empoderamiento y transiciones energéticas. Compartiendo experiencias, con la coordinación de la profesora de la UCA, Yolanda Giner, y la periodista Alba Martínez  del Campo; Derecho penal e inmigración. Viejos modelos para viejas realidades, con la dirección del docente Diego Boza, así como Historiografía(s), discurso(s) y retórica(s): de Cádiz a la España imperial. El franquismo, dirigido por los investigadores doctores Carlos Piriz y Santiago Moreno, y La economía social ante problemas contemporáneos, con los coordinadores Gonzalo Sánchez Gardey y Óscar García.

Los Cursos cuentan este año –desde el patrocinio de Santander Universidades– con un paquete de 190 becas de matrícula gratuita, más otras 190 reservadas a los coordinadores de cada seminario, que garantiza que ningún alumno interesado, pero sin recursos, verá limitado su acceso. Los precios de matrícula se mueven entre los 65 euros de la matrícula ordinaria, los 40 de matrícula reducida y los 30 euros de la súper reducida.

La 69º edición está organizada por la Universidad de Cádiz con el patrocinio de Santander Universidades, el Ayuntamiento de Cádiz, la Junta de Andalucía (la Dirección General de Memoria Democrática y la Cátedra Andalucía Emprende), la Diputación Provincial de Cádiz, el Consejo Social de la UCA, la Cátedra Jean Monnet Inmigración y Fronteras de la Universidad de Cádiz y la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, y la colaboración del Centro Europeo de Empresas e Innovación Bahía de Cádiz, de la oficina de Sostenibilidad de la UCA, el Vicerrectorado de Transferencia e Innovación Tecnológica, del departamento de Historia Moderna, Contemporánea, de América y del Arte de la UCA y la asociación Periferia. Más información en http://celama.uca.es/

María Blasco

Maria A. Blasco obtuvo su doctorado en 1993 en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa bajo la supervisión de Margarita Salas. Ese mismo año, se trasladó a Cold Spring Harbor Laboratory en Nueva York, (EE.UU.) incorporándose al laboratorio dirigido por Carol W. Greider en calidad de becaria posdoctoral. Como posdoctoral identificó el gen esencial de la telomerasa y generó el primer modelo de ratón deficiente en telomerasa, que sirvió para demostrar la importancia de la telomerasa en el mantenimiento de los telómeros, en la inestabilidad cromosómica y en la enfermedad. En 1997 regresó a España para establecer su propio grupo de investigación en el Centro Nacional de Biotecnología (CSIC; Madrid). En 2003 se trasladó al Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO, Madrid) como directora del Programa de Oncología Molecular y jefa del grupo de Telómeros y Telomerasa. En el año 2005 fue nombrada vicedirectora de Investigación Básica del CNIO y en junio de 2011 fue nombrada directora del CNIO.

Durante más de 20 años, el trabajo de la bióloga se ha centrado en demostrar la importancia de los telómeros y de la telomerasa en el cáncer, así como en enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Blasco ha publicado más de 250 artículos científicos en revistas internacionales y nacionales, con un h-index de 81. Sus logros han sido reconocidos a través de los siguientes premios nacionales e internacionales: Josef Steiner Cancer Research Award, Swiss Bridge Award for Research in Cancer, Körber European Science Award, the EMBO Gold Medal, el Premio Rey Jaime I en Investigación Básica, el premio de la Fundación Lilly en investigación Preclínica, y el Premio Nacional en Biología Santiago Ramón y Cajal, entre otros. Aparte, Blasco tiene dos doctorados Honoris Causa de la Universidad Carlos III de Madrid y de la Universidad de Alicante, y en octubre de 2017 recibió la Distinción al Mérito Científico de la Generalitat Valenciana.

FUENTE: UCA

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD