Con motivo de la prevención de robos en la vivienda, la Asociación de Vecinos “El Marquesado” y la Policía Nacional se han reunido para promover la adopción de unas prácticas determinadas que permitan a los ciudadanos autoprotegerse de este tipo de delincuencia. En este sentido la Policía Nacional insiste en la importancia de la colaboración entre las comunidades de vecinos para prevenir los robos en domicilios.

La reunión, que tuvo lugar el pasado 25 de junio, contó con la participación de agentes de la Policía Nacional, pertenecientes a la Unidad de Participación Ciudadana de la Comisaría de El Puerto de Santa María-Puerto Real, así como con la Asociación de Vecinos de “El Marquesado”, con Javier Betanzos, presidente de esta asociación y con María José Vías, concejala de Participación Ciudadana.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La Policía Nacional, que inició la reunión repartiendo panfletos en los que se dan consejos para evitar los hurtos en viviendas, se mostró muy favor de promover el contacto entre los administradores de fincas y las asociaciones vecinales para prevenir los robos. Además insistió en que hay que mantenerse alerta ante ruidos o actividades anormales de coches o personas.

Algunos consejos dados para disminuir este tipo de delincuencia son dejar bien cerradas puertas y ventanas, fijar las ventanas que dan a patios con rejas o no proclamar a los cuatro vientos nuestras ausencias de la vivienda. Otras medidas a tomar, en este caso más meticulosas, consistiría en realizar previamente una lista en la que se detallasen los objetos, el valor de éstos, y sus números de serie o inscripciones para hacer más difícil su venta y una vez encontrados o recuperados sea más fácil su identificación.

Como propuesta de la Asociación de Vecinos de “El Marquesado” cabe destacar la de nombrar de manera adecuada a las calles de esta zona tan diseminada, ya que tanto los propios vecinos como los servicios policiales o sanitarios encuentran serias dificultades a la hora de fijar una localización y ésto perjudica la labor de los servicios de emergencias y los policiales.

A continuación se detallan los consejos policiales para la prevención de robos y delincuencia itinerante:

1. Cierre siempre la puerta de su vivienda con llave y compruebe que las puertas y ventanas están bien cerradas. No deje evidencias de que la casa está deshabitada (como desconectar totalmente la electricidad o acumular la correspondencia en el buzón) y no comunique a desconocidos sus planes de vacaciones.

2. Si vive fuera del casco urbano o en urbanizaciones aisladas, ilumine el acceso a su casa y adopte otras medidas que puedan disuadir a los ladrones.

3. No deje en su domicilio objetos de elevado valor y elabore un inventario con los números de serie de fabricación, marcas, modelos, descripción detallada e incluso fotografías de joyas u otros objetos que permitan su identificación en caso de ser recuperadas tras su robo.

4. No abra la puerta de su casa, del portal o de su urbanización a desconocidos: pone en riesgo su seguridad y la de sus vecinos. Desconfíe de quien acude a su domicilio para venderle algo, representando a asociaciones u organismos de ayuda, o supuestos trabajadores de empresas de servicios (luz, agua, teléfono, gas) que no haya usted solicitado previamente.

5. Si ha sido víctima de un delito, no manipule nada y avise inmediatamente a los agentes a través del 091 de la Policía Nacional. En su denuncia facilite la máxima información sobre lo ocurrido, características de los autores si los ha visto o acento del habla que pueda indicar su nacionalidad o procedencia, información sobre efectos sustraídos y modus operandi de los delincuentes.

6. Si es propietario o empleado de un establecimiento comercial, esté alerta ante la presencia en sus inmediaciones de personas desconocidas o que acuden con la falsa excusa de realizar un control rutinario del sistema de alarma, la instalación eléctrica o cualquier otra disculpa. Si algo le levanta sospechas no dude en llamar a la Policía.

7. Evite acumular gran cantidad de efectivo en las cajas fuertes de su empresa y no comunique la entrada de mercancía o la realización de transacciones a personas ajenas. Evite las rutinas en los traslados de efectivo a entidades bancarias.

8. Fingir ser víctima de una infracción penal o denunciar una inexistente está recogido en el artículo 457 del Código Penal, entre los delitos contra la Administración de Justicia, y está penado con una multa de 6 a 12 meses. Los agentes investigan todas las denuncias que se realizan para actuar en consecuencia contra los presuntos autores, pero si se demuestra la falsedad de lo manifestado, la supuesta víctima se convertirá en autora de una infracción penal.

9. Si le han robado joyas o efectos de valor, puede consultar la Exposición Virtual de Joyas que la Policía Nacional tiene en su página web www.policia.es , en la que se muestran imágenes efectos recuperados en operaciones policiales. Las imágenes se encuentran agrupadas en diversos epígrafes para facilitar su localización.

10. Ante cualquier sospecha, si detecta personas ajenas a su residencia o en actitud vigilante, no dude en contactar con la Policía. La prevención y la adopción de pautas de seguridad son claves para evitar ser víctimas de los grupos de delincuentes itinerantes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD