La Policía Local de Puerto Real está realizando durante estos días un control de vertidos (enseres, muebles, escombros, etc.) en toda la localidad. Todo ello con el fin de evitar escenas en las zonas rurales, principalmente, y urbanas, instando a los vecinos y vecinas a usar los diferentes puntos limpios y servicios municipales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Dichos controles están sirviendo para poner sobre la mesa una opción que, anteriormente, ya se había barajado desde el Consistorio, que no es otra que la instalación de cámaras para sancionar a los infractores.

Cabe recordar que Puerto Real cuenta con dos puntos limpios activos (Casines y Río San Pedro), así como un servicio de recogida de muebles -previo aviso-, y también los puntos límpios móviles en tres puntos distintos de la ciudad. Todo ello coordinado desde el Grupo GEN.

Todo ello prevé evitar la situación ilógica de la ciudadanía y que se continúe arrojando vertidos ilegales por parte de los mismos en las zonas rurales.

Asimismo, los agentes redactarán actas a los vecinos que depositen la basura fuera del horario establecido hace varias semanas para ello, y que se englobaba dentro del plan extraordinario de limpieza previsto por el Ayuntamiento de Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD