La Plataforma Vecinal Río San Pedro ha mostrado su indignación ante “las recientes informaciones que apuntan a que la Fiscalía del Tribunal de Cuentas ha apreciado posibles delitos en las obras del Puente de la Constitución, cuyo sobrecoste final sufrió una variación de un 61,2% del presupuesto inicial (cerca de 200 millones de euros)”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Estos vecinos sufrieron las obras del Puente y su viaducto durante muchos años y aún no han tenido compensación alguna por las mismas. Movimientos constantes de camiones y tierra, polvo, plagas de ratas e insectos, ruidos, grietas en algunas viviendas…fueron solo algunas de las muchas molestias sufridas en el barrio”, apuntan.

“Es más, basta solo apreciar una pata del puente y otra para darse cuenta de las cosas. Y no hay más ciego que el que no quiere ver. En Cádiz todo se tiñe precioso, en lo que concierne al Río San Pedro, la bajada del puente padece un estado cercano al abandono”, comentan los vecinos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Lo que más irrita a los integrantes de la Plataforma Vecinal, no obstante, es saber que “según los muchos y distintos políticos que tuvieron responsabilidad en la misma, el tendido eléctrico que transcurre por nuestro barrio, según los planes del Puente, deberían haber sido soterrados o desviados, sin embargo, poco antes de su acelerada inauguración en septiembre de 2015 por parte de Mariano Rajoy, los cables fueron elevados unos metros declarando que no había presupuesto. Es una auténtica vergüenza”, declaran desde la Plataforma.

Los vecinos persisten en que esta acción, realizada a “toda prisa para la inauguración del Puente y el paso de la Vuelta Ciclista a España, constituyó una auténtica chapuza de la que incluso se sospecha que no cumple con la altura de gálibo adecuada de los cables sobre el viaducto, en el que incluso tuvieron que recurrir a reducir la altura de las farolas”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Así las cosas, la Plataforma Vecinal apoya la acción de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas para que pueda descubrirse “el verdadero motivo de por qué el peligroso tendido eléctrico que transcurre por la barriada de El Río San Pedro, y que debería haberse soterrado o trasladado, quedó sin solución”.

“Estado, Endesa, los políticos…no nos importa de quién haya sido la culpa, pero sí deseamos que existan y se depuren responsabilidades civiles o penales. Estamos cansados de que en este país los corruptos salgan impunes y que los ciudadanos de a pie tengamos que vernos perjudicados por su fraudulenta gestión. Si el proyecto contemplaba la solución del tendido eléctrico porque interrumpía el trazado del Puente, el tendido eléctrico debería solucionarse”.

Tal cual están sucediéndose estos graves hechos, la Plataforma Vecinal apunta a que una solución sería que “si alguien se ha llevado el dinero que la ley le obligue a devolverlo para efectuar la obra tal cual se estimó y que los cables desaparezcan de este núcleo urbano que afecta a más de doce mil personas, como así constaba en los planes iniciales”.  Insisten los vecinos, que recuerdan que “el coste del soterramiento se tasó en menos de 3 millones de euros y que el sobrecoste de la obra se estima casi cercano a los doscientos”.

FUENTE: Plataforma Vecinal Río San Pedro

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD