…la mujer del Pene”, o al menos eso solemos decir en casa. Y tal cual me parece la comparecencia de la ex Alcaldesa de Puerto Real, Maribel Peinado, este jueves en la Diputación Provincial, donde pudimos ver sus lágrimas por la sentencia del Juzgado de lo Penal N°1 de Cádiz de dos años y medio de inhabilitación por no facilitar información a la oposición en su legislatura (2011-2015).

Lo primero, me hace gracia la hora de la comparecencia, a las 12:00 h.. Para dos horas antes, el Consistorio de La Villa había convocado para aprobar el contrato de Adjudicación del Complejo Municipal de Piscinas.
Sí, ese que nunca se cerraría -Jesús Plaza dixit-, pero que a partir de finales de año estoy seguro de que volverá a funcionar de la mano de los trabajadores a los que dejaron en manos de una empresa que no cuidó del patrimonio de todos.

No me cabe duda de que Peinado habrá trabajado por Puerto Real, bien visto por unos y mal por otros, pero lo que no me puede decir que, este jueves, “su pueblo” le importará más que ella misma y su defensa. Le habría costado muy poco ir, votar y luego ausentarse o hacer la rueda de prensa más tarde. Prioridades.

Lo segundo que me hace gracia es su intencionalidad de derivar todo el tema del no facilitar información hacia una “batalla política”. ¿De verdad que no hay otro argumento al no dar información?.

Les invito a indagar en los últimos presupuestos que se aprobaron en Puerto Real, en 2014. El día que los tuve en las manos, por aquella fecha, aquello no había por dónde cogerlo. Sálvese que no soy economista.

Continuando con el tema de la información. Decía Peinado en su rueda de prensa que “la denuncia que se hizo no era otro que sacar un rédito político y no una verdadera labor de fiscalización y control para un uso en beneficio de la ciudad de Puerto Real y sus ciudadanos”.

Y digo yo… ¿No hay nadie que tenga alguna duda de cómo se hizo lo del Teatro Principal con Andy y Lucas? ¿No hay nadie que se haya preguntado por los pormenores del caso de los Aceites Usados? Les invito si tienen la ocasión a consultar todo en esta web. Porque si lo de la oposición no es fiscalizar, entonces que me digan qué es.

Sobre Honorabilidad

Me parece perfecto que Peinado se considere inocente. Está en su libre ejercicio de hacerlo y decirlo.
Pero el defenderse de la sentencia en primera instancia no le exime de deber, por ética básicamente, de entregar sus actas de Diputada Provincial y de Concejala del Ayuntamiento de Puerto Real.

En un Ayuntamiento donde hemos tenido una dimisión por un caso, aún sin juzgar, de una Concejala como Mónica González, lo que menos se debe hacer es, con una condena recurrida, dimitir. Es cierto que ni Peinado ni el PA pidieron en su día la dimisión de González. Pero en este caso la ética debería estar por encima.

Señora Peinado, defienda su honorabilidad que está en todo su derecho, pero hágalo fuera de la política, que también puede hacerlo.

PUBLICIDAD