Izquierda Unida en Puerto Real ha querido mostrar su apoyo públicamente a las reivindicaciones y encierros que han realizado durante todo el fin de semana los trabajadores de Navantia en Puerto Real.

“La especialización de Navantia Puerto Real en la construcción civil de grandes barcos va más allá de lo estrictamente laboral, es mantener y extender el tejido industrial, es crear empleo y mantener el tejido social. Exigir la reposición total y uno a uno de cada puesto de trabajo es esencial para mantener la vida de la factoría”, señalan en su comunicado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Miembros de la dirección local de Izquierda Unida de Puerto Real, con el concejal de IU José Alfaro al frente, se desplazaron hasta la factoría para expresar personalmente “su apoyo y si total identificación con la lucha de los compañeros encerrados”.

Hasta la puerta se acercó el presidente del comité de empresa, Antonio Noria, para exponerles los motivos del encierro y su valoración de la situación actual y las perspectivas. Sostienen los dirigentes encerrados que “no existe una voluntad política para traer carga de trabajo al astillero y destacó como ejemplo que mientras que el astillero de Puerto Real hizo un esfuerzo para asumir la construcción de parte de un crucero, la dirección de Madrid dejó que la operación se viniera abajo”.

Igualmente, Antonio Noria trasladó la reclamación del comité empresa de que “el astillero de Puerto Real asuma la construcción civil con el conocimiento de que la construcción militar no da trabajo para todos los astilleros del grupo”.

Un elemento que destacan como fundamental es “que se cumpla el acuerdo de reposición de la plantilla -plan de reposición de 1 a 1-, ya que en breve se van a jubilar 136 trabajadores de la planta de Puerto Real, con el 75% indefinido y 25% eventual y hay que mantener la alerta máxima para que no se pierdan puestos de trabajo y se mantenga la capacidad y cualificación para afrontar las tareas”.

Los trabajadores informan de que “la empresa está enfocando su modelo de negocio a una actividad más tecnológica y de ingeniería, que requiere de personal cualificado para fabricar esos barcos. Expresan también su preocupación “porque se establezca un sistema dual en los eventuales encargos:plataformas offshore, eólica o gas, que divida y precarice el empleo en las empresas auxiliares”.

Desde Izquierda Unida se entiende que “el mejor plan de empleo para la bahía de Cádiz el cambio de política en Navantia, que apueste decididamente por la construcción civil de grandes barcos”. Resume Antonio Noria que “es una reivindicación laboral, de empleo y social porque cuando se construyen grandes barcos en los astilleros, la bahía lo nota”.

FUENTE: IU Puerto Real 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD