Un estudio revela que la humedad palía la contaminación de las zonas costeras


Moto eléctrica usada por la Policía Local de Puerto Real.
Moto eléctrica usada por la Policía Local de Puerto Real.

En entornos sacudidos por contaminación ambiental y el bullicio de las grandes ciudades, el aire de las zonas costeras no se encuentran muy contaminado gracias al efecto que ejercen sobre ellas la humedad, según confirma el análisis realizado por las motocicletas del proyecto ambiental “Scootcity”.

Este proyecto de Investigación + Desarrollo (I+D), realizado por las empresas Numenti, Torrot y Bettergy (antes Vatia) y financiado por el Ministerio de Economía, mide la calidad del aire y contaminación acústica en Puerto Real y Málaga capital desde noviembre en dos vehículos eléctricos conducidos por la Policía Local.

Aunque el proyecto aún está en ejecución, el director técnico de Bettergy, Pablo de la Rosa, ya ha adelantado a Efe que ambas ciudades “no presentan grandes niveles de contaminación debido a que la alta humedad palía la concentración de partículas en el aire de gases perjudiciales”, y los niveles registrados “no son alarmantes”.

Respecto a la contaminación acústica sí hay diferencias, ya que Málaga, al ser más poblada y tener más turistas que el municipio gaditano, ha registrado “ciertos niveles altos en algunas zonas concretas del centro y en momentos puntuales”, aunque “no han sido niveles disparatados de ruido”.

Este trabajo es un proyecto “enfocado a la movilidad sostenible y a la integración de un vehículo sensorizado (una moto eléctrica) que lleva sensores que, conforme circula, vuelcan los datos a los técnicos de los ayuntamientos”, ha explicado De la Rosa.

La idea es hacer un mapa de barrido de las ciudades, más allá de los puntos estáticos donde se realizan mediciones, que recoja las emisiones de gases tóxicos más comunes derivadas del tráfico (dióxido de carbono y óxido de nitrógeno principalmente) y los puntos de mayor contaminación acústica.

De la Rosa ha asegurado que estos datos, al ser recogidos por motos eléctricas que no generan ruido ni contaminan, serán de utilidad “para transitar por zonas céntricas y peatonales, ya que permiten hacer mediciones en zonas menos accesibles”.

“Estos datos ya los reciben los entes públicos y pueden solventar a los ayuntamientos tanto el medir datos como el desplazamiento de policías”, ha asegurado el director, con la confianza de que se tomen medidas para reducir ambos niveles de contaminación y que así en un futuro se incremente la presencia de vehículos eléctricos.

Preguntado sobre si este proyecto llegará a otras localizaciones, ha asegurado que hay “otras ciudades que han preguntado bastante” debido a que la movilidad eléctrica y el tratamiento masivo de datos “tiene bastante buena imagen y vende” pero aún “no se ha concretado nada”.

“La I+D siempre se financia cuando se desarrolla algo cercano al mercado y que posibilita el que haya flujo económico. Nosotros no investigamos para que luego se guarde en un cajón, siempre queremos que tenga un fin”, ha concluido Pablo de la Rosa.

Estas motocicletas ayudarán en un futuro para que en el denominado Internet de las Cosas (IoT) se puedan consultar todos los datos recogidos, para que se sepa en todo momento en qué zonas se deberían implementar medidas para mejorar esta situación y, al final, para que la calidad de vida de todos mejore.

FUENTE: EFE

Previous El puertorrealeño Pedro Gallardo, elegido Vicepresidente Nacional de ASAJA
Next La Asociación de Damas de la Feria volverá a organizar su elección en 2018

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.