La alcaldesa Elena Amaya, acompañada del subinspector de la Policía Local, José Repiso, ha visitado este mediodía la barriada del Río San Pedro para tratar con vecinos de la zona diversos asuntos relativos a las necesidades de esta urbanización en materia de accesibilidad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Junto a una vecina con movilidad reducida la máxima autoridad local ha podido comprobar las dificultades que este colectivo encuentra para desplazarse por el barrio comprometiéndose a solucionar estas deficiencias a la mayor brevedad posible.

Las principales demandas se centran en cuestiones como el rebaje de aceras, plazas de aparcamiento destinadas a este colectivo e instalación se señales de tráfico.

Por otro lado se ha trasladado a la alcaldesa la necesidad de que se respeten las plazas de aparcamiento para PMR que en muchas ocasiones ocupan vehículos no autorizados para ello. En este sentido la primera edil ha querido realizar un llamamiento a la ciudadanía para que haya una mayor empatía con el colectivo.

La próxima semana vecinos de la barriada se reunirán con el subinspector de la Policía Local para estudiar, con planos sobre la mesa, los puntos conflictivos y darles una solución con medidas concretas.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real    

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD