La Junta de Andalucía ha informado de la detección de 16 nuevos casos de fiebre del Nilo Occidental en caballos en la comunidad autónoma a lo largo de esta semana, lo que eleva a 19 los registrados en lo que va de año en la región, todos ellos durante este mes de agosto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

De esta forma, a los dos comunicados el pasado 10 de agosto, que afectaban a sendos caballos localizados en los términos municipales de Gibraleón (Huelva) y Jerez de la Frontera (Cádiz) y al posteriormente detectado en Dos Hermanas, el día 12, se han sumado los días 18 y 19 un total de 16 nuevos focos en municipios de Huelva, Sevilla y Cádiz.

Concretamente, en Cádiz hay un caso en Puerto Real; en Huelva se contabiliza un caso en San Bartolomé de la Torre, dos en Almonte y uno en Moguer y en la provincia de Sevilla Lebrija registra 4 casos; Los Palacios y Villafranca, 3; y Dos Hermanas y Las Cabezas de San Juan, dos cada uno.

Todos ellos afectan únicamente a un caballo cada uno, por lo que, en la actualidad, el número de equinos afectados es de diecinueve animales.

El virus de la fiebre del Nilo se transmite por la picadura de un insecto, tratándose generalmente de mosquitos del género Culex, que está presente en ellos e infecta a las aves cuando éstos se alimentan.

Las aves son consideradas reservorio de la enfermedad, actuando normalmente como portadores sanos, jugando un papel muy importante en la diseminación del virus, según las autoridades sanitarias.

El mosquito infectado puede transmitir la enfermedad especialmente a caballos, aunque también es posible la transmisión a personas, como ha ocurrido en los municipios sevillanos de Coria del Río y Palma del Río.

También se ha detectado en Andalucía dos casos en aves, un quebrantahuesos y un buitre negro fallecidos recientemente en el Zoo de Jerez, que ha cerrado sus puertas de forma preventiva tras su conocimiento.

Los mosquitos no se infectan al picar a los caballos, ni se transmite entre caballos y personas. 

FUENTE: EFE

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD